Como lo prometido es deuda, recuerda que la seguridad de tu información depende en gran parte de los hábitos que desarrolles mientras utilizas los diferentes servicios que Internet te ofrece.

 

Los servicios de banca y comercio electrónico son servicios útiles que nos simplifican la vida.
Aquí te daremos los principales tips para proteger tu identidad y tus activos financieros:

 

1.      Cuando recibas un mensaje por correo electrónico enviado por un supuesto banco no des click a los links o vínculos incluidos. (Un banco nunca utiliza el correo electrónico como un medio de comunicación con sus clientes).

2.      Los bancos o entidades financieras nunca piden por correo electrónico datos personales, contraseñas o información confidencial

3.      Busca en la página a la que acceses las señales de seguridad marcadas en el navegador con las siglas https. 

4.      Navega directamente a la dirección URL de tu banco.  

5.      No realices operaciones bancarias en sitios públicos o computadoras que no conozcas. Un Café Internet no es un sitio recomendable para realizar transacciones electrónicas.

6.      Mantén a salvo tu Identidad Electrónica. (No escribas contraseñas ni dejes tu token a la mano de nadie)

7.      Mantén tu equipo libre de virus y spyware. Tu identidad puede ser robada por un hacker o intruso cibernético. 

8.      Cambia tus contraseñas con frecuencia y no utilices contraseñas fáciles de detectar, (Fechas de nacimiento, RFC, nombres propios, etc.)

9.      Revisa periódicamente tus saldos bancarios. 

10.  Reporta cualquier anomalía a tu banco. 

11.  Acepta y Actualiza de forma periódica tu sistema operativo

12.  Lee el contrato de apertura de cuenta electrónica que te proveyó tu Banco, ahí encontrarás a detalle los cuidados generales para la protección de tu identidad y de tu dinero.