Para las personas con discapacidad (discapacidades visuales, de destreza, cognitivas y de habla) el acceso a la informática y a Internet se inicia con un dispositivo personal que ofrezca configuraciones de accesibilidad y que permita personalizar la experiencia del usuario.

Microsoft concibe un mundo de dispositivos conectados y accesibles que pueden comprender e interpretar las necesidades de los usuarios, sus preferencias y su entorno inmediato. Esta experiencia totalmente adaptable, en combinación con los servicios basados en nube, permitirá que las preferencias sigan a los usuarios dondequiera que vayan y en cualquier dispositivo que utilicen.

Lea más en el archive adjunto.