Los avances de la tecnología están posibilitando experiencias más personalizadas y relevantes para los usuarios. Este enfoque, conocido como diseño centrado en las personas, ayuda a que todos, incluidas las personas con discapacidades, utilicen con mayor facilidad dispositivos y servicios informáticos.

El diseño centrado en las personas aumenta en gran medida la forma en que las personas pueden interactuar con los productos, los servicios y los dispositivos, ya que incluye comandos de voz, tacto y gestos.

 

Lea más en el documento adjunto.