Estratégia  un poco loca a la de  seguridad de contraseña de Google Chrome