Como están mis estimados amigos y colegas, el día de hoy quiero tocar un tema que se esta poniendo de moda en el ambiente tecnológico, la virtualización. Muchos hemos escuchado hablar de las máquinas virtuales, que si nos permiten ganar espacio físico, que ayudan en la consolidación de servidores, en fin, tantas ventajas que nos ofrecen. Pero la tecnología no solo nos ha permitido lograr esas ventajas sino que ahora con Microsoft Softgrid nos permite poder tener aplicaciones virtuales…. Ah verdad, se asombraron tanto como yo cuando escuche el término??

He de serles sinceros y creo que algunos compartirán mi primer pensamiento sobre el tema, La primera vez que escuche el término aplicación virtual me sonó  a “terminal Services” pero no, esto es diferente, déjenme explicarles en qué consiste una aplicación virtual para poder ver la diferencia con terminal services.

La idea de una aplicación virtual es simple: consiste en ejecutar una aplicación en su equipo sin tenerla instalada. A diferencia de lo que ocurre al usar los Terminal Services, esta aplicación se ejecuta de forma local usando recursos locales (como, por ejemplo, el procesador, la memoria. el disco y la tarjeta de red). En otras palabras, la aplicación se ejecuta, guarda los datos, imprime y actúa como si estuviera instalada localmente, pero sin estarlo.
Además de esto, es posible ejecutar varias versiones de la misma aplicación sin que aparezca ningún conflicto y no como “screen scrapes” desde un terminal server remoto.

La siguiente imagen muestra los conceptos básicos de la virtualización de una aplicación: ésta se ejecuta en la máquina local usando sus recursos pero sin modificar nada. En lugar de ello, ejecuta un pequeño entorno virtual que contiene las entradas de registro, archivos, objetos COM y cualquier otro componente que necesite. Este entorno virtual actúa como una capa entre la aplicación y el sistema operativo. Esta capa es muy "ligera” (por lo general, sólo ocupa una par de megabytes de memoria) y se carga justo antes de que lo haga la aplicación.


Obviamente, hay mucho más en este producto, pero los fundamentos son siempre los mismos:

·         La aplicación no se encuentra instalada en el sistema operativo o en el sistema de archivos local.

·         La aplicación se ejecuta localmente usando los recursos locales, del mismo modo que un programa instalado localmente.

·         Se carga un entorno virtual para cada aplicación.

·         Este entorno aísla la aplicación del sistema operativo y protege a este último de los cambios de la aplicación en cuestión y de otras aplicaciones.

·         Aunque no está instalada localmente, la aplicación puede interactuar con el sistema operativo local de la misma forma que una aplicación que sí lo está, haciendo uso directo de todos los periféricos del sistema (discos locales, dispositivos USB, impresoras de red, etc.).

·         El ordenador cliente sólo recibe las partes necesarias de la aplicación (a menos que se tome la decisión de cargar previamente en caché las aplicaciones).

Si desean conocer más sobre la virtualización de aplicaciones visiten la página: http://www.microsoft.com/systemcenter/softgrid/default.mspx

Máquina virtual vs aplicación virtual…. Este será el tema de nuestro siguiente post, no se lo pierdan

Así mismo si quieren que platiquemos sobre algún tema en especial escríbanme que con gusto lo cubrimos.