La reciente crisis informática producida por Heartbleed, con enormes consecuencias en la seguridad y que afectó fundamentalmente a OpenSSl, una de las bibliotecas criptográficas más utilizadas en servidores Web, sirvió como disparador de la Core Initiative Infraestructure (CII).

CII es un nuevo proyecto multimillonario que financiará los elementos críticos de la infraestructura de la información a nivel mundial. Este movimiento reúne a actores tan importantes como Linux Foundation, Amazon Web Services, Cisco, Dell, Facebook y por supuesto Microsoft, entre otras importantes compañías relacionadas con la informática; su objetivo es realizar un significativo aporte a proyectos de código abierto que necesiten asistencia, y a la vez permitir a los desarrolladores la continuación de su labor bajo las normas de esta comunidad que han mostrado ser exitosas.

El primer proyecto que se está considerando, y que recibirá fondos de la CII, será OpenSSL con el objetivo de mejorar la seguridad, permitiendo revisiones externas y mejorando la capacidad de respuesta ante requerimientos de parches.

Si bien CII es una respuesta a la falla expuesta por Heartbleed, los esfuerzos no se limitarán a los temas relacionados con seguridad sino que tendrán una cobertura integral.

Más información