Ante el paso de máquinas virtuales de los sistemas actuales de virtualización a Hyper-V se deben tener en cuenta una serie de factores antes de incluir directamente los vhd en un servidor el rol habilitado y arrancar las máquinas en él, con esto nos evitaremos sorpresas y algún que otro quebradero inesperado.

Aparte de las recomendaciones habituales del manual como no tener las máquinas en estado guardado, encontrarse todas en el estado apagado, … estas son algunas situaciones en las que nos podremos encontrar tras la actualización.

1. Licenciamiento ante el cambio a Hyper-V

Algo que debemos de tener en cuenta ante el cambio a Hyper-V es que el sistema operativo de la máquina cliente (child partition) deja de emplear los driver genéricos de virtualización y el hardware emulado para pasar a emplear, a través del bus de Hyper-V, los recursos físicos de la máquina W2K8.

Esto supone que se registran una serie de modificaciones en el hardware de la máquina que pueden obligar a volver a activar la licencia , es conveniente tenerlo en cuenta ya que el proceso de activación puede requerir un acceso a internet o, en caso de no disponer de este acceso, una activación por teléfono.

Por si surge el caso, para la activación por teléfono bastara con marcar esta opción de activación y aparecerá el teléfono de contacto según el país en el que nos encontremos.

 

2. Que ocurre con los archivos de configuración de la máquina

Con el paso a Hyper-V cambia el formato de los archivos de configuración de las máquinas virtuales siendo este .xml.

Esto supone que los archivos de configuración de la maquina  (memoria, red, ...) deben ser generados de nuevo para que se apliquen a la antigua máquina virtual.

El formato del vhd sigue siendo compatible, con lo que el fichero vhd antiguo no precisa ninguna modificación para que sea aceptado por Hyper-V.

 

3. Como actuar cuando la antigua máquina tiene Virtual Machine Additions

En este punto hay que ser especialmente cuidadoso ya que podemos dejar la antigua maquina en un estado inestable.

Siempre se deben desinstalar la virtual machine additions antes del paso a Hyper-V.

Esto es así ya que, en caso de tener la maquina estas instaladas no se permite la instalación de las Integration Services .

Pero una vez que la maquina esta en Hyper-V las virtual machine additions no pueden ser desinstaladas, ya que, al emplear los drivers nuevos para hyper-v la maquina se considera física, no virtualizada, y da un error a la hora de proceder a su desinstalación.

 

4. ¿Y si mi máquina virtual es W2K3 SP1?

Las versiones soportadas con Hyper-V se pueden comprobar en el artículo siguiente:

http://support.microsoft.com/kb/954958/en-us

 la pregunta es, ¿cómo es que W2K3 no aparece que este soportado como sistema cliente su versión con SP1?

Esto no supone que no funcione esta version en Hyper-V, supone que no ha sido testeado y las mejoras de cara a su administración incluidas en los Integration Services, como integrar el ratón en sesiones de administración establecidas mediante terminal server, y otras, no están disponibles para esta versión ni pueden ser instaladas.

 

 

Raúl del Moral Guirado

Soporte Core Premier España