Hola, mi nombre es Tim Briggs y soy investigador de la experiencia del usuario de Office Design Group (ODG). Los datos de uso son uno de los importantes mecanismos de comentarios en los que nos basamos para comprender cómo se usa Office en la vida real. Las respuestas a preguntas como “¿con qué frecuencia se usa un comando?” y “¿cuántos archivos incluyen esta característica?” suponen una parte importante de nuestro proceso de ingeniería.

Hoy me gustaría que conozcan el modo en que recopilamos e interpretamos los datos de uso, y cómo diseñamos las aplicaciones basándonos en ellos. Para comprender mejor lo que voy a contar, puede resultar útil echar un vistazo a la entrada de Shawn sobre diseñar pensando en los clientes, que le dará una idea de nuestro proceso de investigación y diseño. También recomiendo leer la entrada de Peter sobre la ingeniería orientada a los datos, donde se presenta el Programa para la mejora de la experiencia del usuario (CEIP), que es el origen de los datos de uso que comentaré.

¿Qué tipos de datos de uso recopilamos?

Recopilamos dos tipos principales de datos de uso: uso de comandos y uso de características. Cada uno nos ofrece una perspectiva diferente, pero el objetivo de analizar ambos tipos consiste en encontrar patrones de uso en los datos del cliente. También es importante tener en cuenta que debido a que los datos provienen del CEIP, son anónimos y no contienen ninguna información que pueda identificar a individuos o a su contenido. Pero analizados en conjunto, surgen patrones generales de uso que nos ayudan a explorar, confirmar o desafiar nuestro conocimiento sobre el modo en que se usan todas las aplicaciones y servicios de Office.

¿Cómo se usan los datos de uso de comandos?

Los datos de uso de comandos (también conocidos como datos “de clic”) nos describen cómo se usa un comando específico. Por ejemplo, el comando Pegar. Si combinamos todos los clics en Pegar, podemos aprovechar esos datos para obtener una mejor noción acerca de:

  • ¿Con qué frecuencia se usa? ¿Deberíamos destacarlo más o menos?
  • ¿Cuántas personas lo usan? ¿Cuál es el impacto de una mejora en la experiencia?
  • ¿Cuál es modo más frecuente de obtener acceso a este comando? ¿Podemos hacer que sea más fácil?
  • ¿Este comando tiene lugar como parte de un flujo de trabajo sencillo? ¿Cómo podemos mejorarlo?

clip_image002

Comando Pegar (Paste) de Word 2010: los datos de uso del comando nos ayudan a comprender el modo en que se usa

Los datos de uso del comando también nos describen cómo se usan las diferentes partes de la interfaz de usuario.

  • En una ficha de la cinta de opciones, ¿cuáles son los comandos más usados? ¿Deberíamos reorganizarlos?
  • Entre las fichas, ¿qué comandos causan la mayoría de los cambios de ficha? ¿Dónde debería encontrarse el comando?
  • ¿Cómo y cuándo se usan los menús contextuales? ¿Cómo podemos mejorar ese mecanismo?

clip_image004

Ficha Inicio (Home) de Word 2010: los datos de uso del comando informan sobre la organización y el tamaño de los botones

Esta información es básica, pero muy útil (y un poco intimidante). ¿Sabía que solamente en Word hay más de 2.000 comandos? ¿Sabe cuál es el comando de Word más común utilizado en texto? Pegar.

¿Cómo se usan los datos de uso de características?

Los datos de uso de características son un poco más difíciles de describir, pero voy a intentarlo. Imagine que una “característica” es una funcionalidad general de Office, como las tablas en Word. Es posible que haya muchos comandos asociados al uso de tablas (por ejemplo, Insertar tabla, Eliminar fila, Mover columna, etc.). Aunque nos interesa cada uno de esos comandos, a menudo queremos comprender el uso de la característica a un nivel más elevado. Para eso necesitamos los datos de uso de características: se trata de contadores que creamos en la característica para responder a preguntas previstas específicas:

  • ¿Cuántas filas contiene una tabla? ¿Cuál es el impacto de mejorar la característica de tabla?
  • ¿Qué tamaño tiene la tabla promedio? ¿Deberíamos enfocarnos en mejorar las tablas grandes o las pequeñas?
  • ¿Cuáles son los estilos de tabla usados más frecuentemente? ¿Qué opciones de diseño deberíamos proporcionar?
  • ¿Qué otras características se usan en los archivos que contienen tablas? ¿Cómo podemos mejorar la interacción de diferentes partes del documento?

Si desea realizar un ejercicio interesante, piense en una idea que tenga para mejorar Office. Primero use la herramienta Enviar una sonrisa para que la conozcamos :). A continuación, piense en la información necesitaría acerca de cómo se usa esa característica con el fin de crear y validar el diseño para todos los usuarios afectados: esos son los datos de uso de características. Y esta es una sugerencia que usamos en todos los equipos: haga un esquema de los datos que espera ver una vez implementada la característica. Esto le ayudará a pensar sobre la forma de los datos que se van a recolectar y establecerá las expectativas con respecto a los datos finales para ayudarle a descubrir errores en las hipótesis iniciales.

Esto es solo una muestra para darle una idea de la variedad de datos de uso típicos que usamos en las fases de ingeniería, desde las hipótesis iniciales hasta la fase posterior en que nos damos cuenta de que "el uso de la versión beta nos muestra que debemos cambiar esto".

Historia de Pegar y los datos de uso

Veamos un ejemplo. De acuerdo con los datos de uso, Pegar es la operación de edición más frecuente (por ejemplo, se usa casi dos veces más frecuentemente que Negrita). También sabemos, gracias a otros métodos de investigación (visitas sobre el terreno, laboratorios de evaluación de uso, grupos de enfoque, Enviar una sonrisa, etc.), que cambiar el formato al contenido pegado a veces puede ser difícil. Nosotros mismos lo notamos: puede resultar difícil que el contenido nuevo tenga un buen aspecto.

Cuando comenzamos a trabajar en Office 2010, deseábamos mejorar la experiencia del comando Pegar. Para ello, necesitábamos comprender en mayor medida el modo en que se usa. Revisamos los datos de uso para proporcionar un poco de contexto. A continuación, presentamos un ejemplo de algunos de los modos en que los datos de uso informaron sobre la ingeniería de lo que finalmente se convertiría en la galería Opciones de pegado, la cual explica Mirko en su entrada de blog sobre pegar en vista previa dinámica.

Pregunta

Datos usados

Resultados

¿A cuántos usuarios afectará?

Uso del comando:

  • % de usuarios que lo usan
  • % de sesiones en las que se usa
  • Nº de veces que los usuarios lo usaron en total
  • Nº de veces que los usuarios lo usaron por sesión

El comando Pegar lo usan casi todos los usuarios prácticamente en cada sesión de Word. De hecho, se usa más frecuentemente por sesión que otros comandos relacionados, como Cortar o Copiar.

¿Cómo se usan Pegar y Recuperación de pegado?

Uso de características:

  • Pegar. Dado que siempre quisimos conocer más sobre el modo en que los usuarios realizan la acción de pegar, instrumentamos la característica Pegar para contar la cantidad de veces que se usaba en contextos diferentes.
  • Recuperación de pegado. Este es el pequeño widget de la interfaz de usuario orientada a objetos (OOUI) que aparece después de pegar. El análisis de su uso nos ayuda a comprender el formato final de muchos pegados.

clip_image006

clip_image008

El resultado fue este gráfico. Observe con qué frecuencia se pega el contenido procedente de otro documento u otra aplicación. Probablemente estos orígenes tengan un formato distinto, lo que explica la necesidad de incluir las opciones de formato adicionales que proporciona Recuperación de pegado.

¿Cómo se obtiene acceso a los comandos?

Uso del comando:

  • Nº de veces que se obtiene acceso al comando desde la cinta de opciones, desde su método abreviado (Ctrl-V), desde el menú contextual, desde la Barra de herramientas de acceso rápido, etc.

Como es de esperar en Word, el método de acceso más frecuente es Ctrl-V por un margen muy amplio y le sigue el menú contextual.

Todos estos datos se usan para: 1) mejorar la facilidad de acceso, los contenidos y el modelo de interacción del widget de Recuperación de pegado para usuarios de teclado; 2) colocar las opciones de pegado directamente en el menú contextual para aquellos usuarios que están acostumbrados a pegar mediante este menú; y 3) pensar en qué modo podemos exponer la experiencia de Pegar mejorada en la cinta de opciones. Después de repetir varios diseños en el laboratorio de evaluación de uso, se puede ver el resultado en la cinta de opciones de Office 2010, en el menú contextual y en el widget de la OOUI de Recuperación de pegado:

clip_image009

¿Qué hacen los usuarios después de pegar?

Uso del comando:

  • Lista de los comandos más frecuentes que subsiguen a Pegar.

Además de seguir escribiendo, los comandos más frecuentes están relacionados con el formato (cambio de la apariencia, el color y el tamaño de fuente). Los que siguen en la lista de los más frecuentes son otro comando Pegar y un comando Deshacer.

Usamos estos datos para saber qué opciones era necesario poner a disposición en las opciones de Recuperación de pegado. También señalaban claramente que las personas no están satisfechas con los resultados de Pegar, ya que a menudo realizaban cambios de formato "manuales" (o deshacían la acción) inmediatamente después de pegar.

¿Cuáles son las opciones de Recuperación de pegado más usadas? ¿Los valores predeterminados son correctos?

Uso de características:

  • % de veces en que se elige cada opción de Recuperación de pegado.
  • % de veces en que se evalúan opciones de Recuperación de pegado diferentes, pero no se eligen.

clip_image011

El resultado es este gráfico, que muestra con qué frecuencia se usa cada opción de Recuperación de pegado. La opción predeterminada es Mantener formato de origen y, en comparación con la cantidad de veces que se usa Pegar y la cantidad de veces que se usa Recuperación de pegado, tenemos la opción predeterminada adecuada. Tenga en cuenta que las otras opciones del widget de Recuperación de pegado están organizadas por orden de frecuencia:

clip_image013

Después de reunir todos los datos de uso anteriores, exploramos diferentes diseños, los repetimos y logramos el diseño actual que Mirko explica en su entrada de blog. Actualmente, a medida que recibimos datos de uso de las versiones de Office 2010 Beta, seguimos analizando el uso de esta y otras mejoras significativas que llevamos a cabo en esta versión.

Espero que esta información le haya proporcionado una noción del modo en que usamos los datos de uso para mejorar la experiencia del usuario de Office. Ha sido toda una revelación para nosotros. Gracias por proporcionarnos los datos.

Tim Briggs, investigador de la experiencia del usuario, Office Design Group

Publicado originalmente: martes 9 de febrero de 2010, 5:52 p.m. por OffTeam

Esta entrada de blog es una traducción. Puede consultar el artículo original en http://blogs.technet.com/office2010/archive/2010/02/09/how-does-usage-data-improve-the-office-user-experience.aspx.