En estos días gran parte de lo que se habla acerca de documentos de Office parece ser sobre “colaboración”, “trabajo de equipo” y “compartir”.  Aún así, no obtiene la mejor calificación en el trabajo de clase debido a que había cuatro personas en el equipo, y no lo ascienden porque el plan de negocios implicaba 30 revisores diferentes.  Sin duda, en estos días casi siempre se requiere un grupo de personas para que se haga el trabajo, pero lo importante del trabajo sigue siendo el producto final.

Lamentablemente, en estos momentos tenemos que elegir entre una colaboración simple y  un producto final enriquecido y pulido.  Con la primera opción, podría usar una herramienta web que considere “suficientemente buena”, ya que todas las personas tienen un fácil acceso al documento. Sin embargo, tiene que seguir empleando mucho tiempo al final terminando el producto final y agregando elementos que no son compatibles en la herramienta web.  Con la segunda opci��n, podría tener que hacer malabarismos con varios datos adjuntos de correo electrónico de varias personas y varias versiones, lo que da como resultado muchos dolores de cabeza. De seguro el diseño y esquema del producto final se mantiene durante el proceso de colaboración, pero al costo de tener que descifrar las adiciones de todos a lo largo del camino.

 

Acá en el equipo de Office, nos concentramos en conseguir la combinación correcta:  colaboración sin compromiso. Sin importar el tipo de producto final que cree, la idea es centrarse en el contenido, no en las tareas asociadas con su creación y administración. Gracias a la experiencia de co-autoría de Word, PowerPoint y OneNote, puede modificar simultáneamente el mismo contenido con colegas o amigos sin comprometer la calidad y la experiencia del usuario que se espera de Microsoft Office. Con los documentos almacenados en SharePoint 2010 o Windows Live, Office Web Apps se convierten en grandes socios para aplicaciones cliente de Office 2010.  Office Web Apps le permiten obtener acceso y compartir ese contenido enriquecido aún cuando no tenga aplicaciones cliente de Office 2010.  Asegúrese de leer el Blog de Web App para obtener más detalles.

Con las aplicaciones de escritorio de Office 2010 en SharePoint 2010 o Windows Live, obtiene lo mejor de dos mundos: la capacidad de crear el mejor contenido posible con varias personas. Es simple. Ahora solo hay una versión del producto final Y se sabe cuándo hay personas trabajando en él. No es una interfaz de usuario intrusiva. No requiere protección ni desprotección.  No hay que esperar por un turno. No se pierde control cuando se comparten los cambios o cuando se ven los cambios de otros. ¿Desea hacer un seguimiento de los cambios y agregar comentarios en el plan de marketing en Word 2010 mientras Enrique está en la página tres? Sí, puede hacerlo.  (En realidad, así es como se creó la entrada este blog). ¿Desea modificar un vídeo en PowerPoint 2010 mientras María actualiza la diapositiva dos? Sí, también puede hacerlo.  ¿Desea intercambiar ideas con su equipo de investigación en tiempo real con OneNote 2010: recortes de pantalla, grabaciones de audio y vídeo, escritura a mano incluidos?  ¡Sí, sí y sí puede hacerlo!.

La co-autoría en Microsoft Office 2010 significa que no hay compromiso entre colaboración fácil y contenido eficaz. Descubra cómo funciona en su aplicación específica, revise el vídeo y los siguientes vínculos y háganos saber lo que piensa.

Ayca

Director de producto – Office

Publicado originalmente: lunes 23 de noviembre de 2009, 7:00 a. m. por OffTeam

Esta entrada de blog es una traducción. Puede consultar el artículo original en http://blogs.technet.com/office2010/archive/2009/11/23/collaboration-without-compromise.aspx.