No es un secreto. La industria está lejos de la perfección en compatibilidad respecto a formatos de documentos. Utilizar un solo documento en múltiples soluciones de ofimática, como Office 2003, Office 2010, OpenOffice.org 3.1, LibreOffice 3.4 o Google Docs genera quebraderos de cabeza por ajustes en los formatos de documentos.

En una reciente intervención que tuve en la revista Canal News de Ecuador, donde tuve la oportunidad de hablar del software libre y su rol en escenarios de software utilizado de forma contraria a su licencia, la revista mencionó este punto como uno de los factores a tener en cuenta al usar software libre.

Y para contextualizarlo, quisiera responder a la pregunta: ¿qué está haciendo Microsoft para ayudar a mejorar la compatibilidad en formatos de documentos? Estamos haciendo varias cosas.

En primer lugar, incorporamos soporte a ODF (tal y como fue aprobado en la ISO, es decir, ISO/IEC 26300:2006) en Office 2007 SP2 y Office 2010. Y no solo eso, también lo agregamos en Sharepoint Server SP1, es decir, puedes usar Office Web Apps para abrir y editar ODF en tu navegador, y estamos trabajando para agregarlo en Office 365 y en Skydrive, también.

Además, pasamos de formatos legados y binarios (doc, xls, ppt) a formatos basados en XML (OpenXML) que a su vez son estándar ISO (ISO/IEC 29500:2008) Pero no solo eso, sino que publicamos las notas de implementación de ODF y de OpenXML, para que otros sepan como se tomaron las decisiones de arquitectura de estos estándares y las puedan replicar.

Varios socios de negocios de Microsoft han usado estas notas, y el estándar abierto, para hacer sus implementaciones de OpenXML (tal y como existen varias implementaciones de ODF) muchas de ellas software libre, a su vez.

Publicamos, como software libre, varios productos para ayudar a migrar fácilmente desde los formatos binarios hacia los formatos basados en OpenXML, así como traductores de ODF a OpenXML y viceversa. Queremos que nuestros usuarios dejen de usar formatos binarios legados y usen formatos basados en XML, facilitando la vida a los desarrolladores, garantizando la independencia del proveedor y promoviendo una mayor vida de los activos de información. Hace pocas semanas tuve la oportunidad de trabajar con Itaipú Binacional en Paraguay, la central hidroeléctrica más grande del continente, en la extensión de la vida de sus activos de información usando software libre de Microsoft, ¡tiempos de cambio!

Pero además, vemos hacia el futuro. Somos parte activa de OASIS, el grupo que desarrolla el estándar ODF, y votamos a la aprobación de ODF 1.2. También planeamos apoyar el estándar una vez que ingrese a la ISO, si deciden hacerlo, para que se actualice el estándar 26300. Y ya estamos trabajando en ODF vNext, una nueva versión de ODF con enfoque en convergencia.

Hoy en día, somos la empresa que más soporta estándares abiertos y formatos de documentos en ofimática y una de las que más está apoyando el estándar ODF, así como OpenXML. Eso es lo que estamos haciendo para mejorar la compatibilidad. Soluciones.