Este domingo al caer la noche aterricé en Comalapa, luego de una escala en Guayaquil y otra en San José de Costa Rica. En la noche me reuní con Miguel Osegueda, CSI Lead de Microsoft para El Salvador, quien me llevó a comer un plato típico salvadoreño que me recordó a mis arepas natales: pupusas de chicharrón.

Hoy lunes tuve la oportunidad de conocer las oficinas de nuestra subsidiaria en El Salvador, y de hacer un readiness de software libre para nuestro personal en el campo. Siempre es gratificante compartir conocimiento con el equipo de Microsoft sobre un tema tan apasionante como el software libre, código y estándares abiertos. Luego de algunas sesiones con clientes, me preparé para ir con Miguel a la UEES en San Salvador, al final de la tarde.

Unas 120 personas, entre alumnos, docentes y autoridades, se dispusieron a pasar un buen rato, conversando un par de horas sobre apertura e interoperabilidad, en el marco de una demostración sobre servicios de red y directorio que había preparado para el Microsoft Café TV de Guayaquil. Muchos alumnos usaban Joomla! y se emocionaron al saber que Web Platform Installer ha permitido, en menos de un año, que 2 millones de usuarios de productos Microsoft accedan a software libre de forma sencilla.

Muchos otros, especialmente en laboratorios de la UEES, utilizan OpenSuSe, y aunque mi presentación fue con Ubuntu, se interesaron mucho por el escenario que les mostramos, con dos máquinas virtuales sobre paravirtualización con Hyper-V, y Ubuntu consumiendo servicios de red y directorio en un dominio Microsoft Windows usando Likewise Open, que es software libre.

Hubo varias preguntas de muy alto nivel tanto técnico como filosófico, y pudimos atender todas las inquietudes. Al finalizar, el Decano de la Facultad me hizo entrega de un diploma, y nos quedamos ya en una conversación más privada con varios estudiantes y profesores. Agradezco mucho el tiempo de los presentes, sobre todo considerando que estaban en parciales.