Por Rosalba Mackenzie - El equipo Oniria Games for Health Brazil es el único finalista de América Latina cuya aplicación no fue ideada por un desarrollador. InsuOnline es el proyecto que Leandro Diehl presentará como tesis doctoral dentro de un año para obtener su título. Diehl, es un joven endocrinólogo, especialista en diabetes, quien notó que muchos pacientes de este sector, en Brasil, son tratados por doctores no muy expertos en el tema, cuya mayor dificultad es recetar las dosis adecuadas de insulina. Más tarde, una revisión a profundidad le demostró que esos problemas no son exclusivos de los médicos brasileños, sino un fenómeno mundial.

insuonline_screen007

 

Llegó a la conclusión de que la educación en las aulas para enseñar a los médicos cómo usar la insulina en el tratamiento de la diabetes es insuficiente; y decidió probar un nuevo enfoque que, de preferencia, requiriera el uso de dispositivos móviles, para hacerlo más dinámico y atractivo. A partir de entonces, fue sólo cuestión de tiempo que se le ocurriera recurrir al diseño de un juego.

“Soy doctor y gamer, pero no entiendo nada de programación; así que algo que aprendí al desarrollar este proyecto es a trabajar en un equipo multidisciplinario”, comentó Leandro. Conforme avanzó el desarrollo del juego, se formó un equipo integrado por expertos en educación médica, diseño y programación, que se basó en las recomendaciones de la Sociedad de Diabetes Brasileña y en la Asociación Americana de Diabetes para desarrollarlo. Entre ellos, Rodrigo Martins de Souza, quien fungió como diseñador y programador, “desde el principio, Rodrigo entendió muy bien la idea, y me ayudó mucho a pensar cómo desarrollar el software y las características que le hemos agregado”, afirmó Leandro..

El resultado: InsuOnline, un proyecto académico que se convirtió en un juego dirigido a médicos estudiantes. Diseñado para Windows 8 desde un principio y posteriormente para Windows Phone, cuenta con integración para Facebook y, para darle forma, aprovecharon todas las ventajas de C#.

insuonline_screen006

 

¿Cómo funciona?

InsuOnline reproduce los escenarios principales de la terapia de insulina para la diabetes junto con elementos de juego, para aumentar la motivación y el aprendizaje en los jugadores. Funciona desde un sitio web, donde el médico-usuario tendrá que registrarse y comenzar a jugar. En el juego, el usuario será un joven médico de cuidados primarios, cuya misión será atender a varias personas que sufren de diabetes y que necesitan ajustes en su tratamiento de insulina para controlar mejor su enfermedad. [Aquí puedes ver algunos videos de cómo funciona].

Propone un aprendizaje gradual, ya que comienza presentando a los pacientes más fáciles, hasta llegar a los casos más complicados, lo que requerirá que el médico haya aprendido las lecciones anteriores, y pueda tomar las mejores decisiones. Incluye diferentes tipos de interacción para motivar a los jugadores a seguir utilizándolo y, por tanto, aprendiendo, entre ellas: retroalimentación inmediata a sus acciones, recomendaciones y consejos de un mentor, caracterizado como un médico con mayor experiencia. Hacerlo divertido fue tal vez la parte más difícil, pero gracias al trabajo en equipo, lo consiguieron.

insuonline_screen002

 

Se decidió que corriera desde un sitio web ya que de esa forma pueden llevar un registro de la interacción del usuario, lo que se complementará con la investigación que harán más adelante para probar que éste juego es una herramienta útil para educar. Con ése respaldo podrán emprender el desarrollo de aplicaciones similares para varios otros especialistas: desde cardiólogos hasta enfermeras y, quizá, podría haber una versión para pacientes.

Después de Rusia y de presentar esta aplicación como examen final de su carrera, “nuestro plan es ofrecer el juego en un sitio web para los médicos, instituciones de salud, universidades y el gobierno. Ya hemos hecho contactos con el Ministerio de Salud y otros clientes potenciales de Brasil, y esperamos que InsuOnLine pueda estar disponible comercialmente en un año o menos”, concluyó Leandro.

Este juego tiene todo el potencial para convertirse en una herramienta divertida, educativa y útil para médicos. ¡Así que no hay que perderle la pista!