Por David Sacks, Vicepresidente Corporativo de Yammer.

Hace un año, Microsoft anunció la adquisición de Yammer. En sólo 12 meses, hemos tenido un tremendo progreso en acelerar la adopción de la empresa social, al llevar la innovación a través del servicio de Yammer y comenzar su integración con Office 365. Ahora, proveemos visibilidad adicional hacia nuestros planes de producto a través de una actualización de la ruta de empresa social y resaltar el significativo momentum a través del último año, que incluye:

  • Los usuarios han crecido un 55%, cerca de 8 millones de asientos reservados.
  • La actividad de los usuarios (medidos por mensajes, grupos y archivos) se ha duplicado año tras año.
  • Las redes pagadas han crecido más de 200% año tras año.

Estos números, presentados en nuestro anuncio del 20 de febrero referente al momentum de las ventas y los clientes, muestran el crecimiento continuo y la adopción de la empresa social. Este nivel de adopción es en verdad impresionante en un servicio que sólo tiene 5 años de antigüedad.

Una mirada atrás

Es necesario mirar atrás para recordar cómo llegamos hasta aquí. Como una nueva aventura, Yammer tenía dos propuestas, o apuestas para el futuro, que hoy en día mantienen su relevancia.

Primero, que las relaciones a través de medios sociales entrarían al lugar de trabajo como una herramienta para la comunicación de los empleados. Hasta ese punto, estas relaciones eran vistas en su totalidad como un producto de consumo utilizado por niños de escuela y otros XXX. Pero crecía a tal ritmo que, si se realizaban proyecciones a futuro, era probable que todo mundo las utilizara. Una vez que eso pasara, creíamos que la gente demandaría este estilo de comunicación abierta y transparente no sólo en su vida personal, también en el trabajo. El incremento en apertura y transparencia resultante transformaría la forma de operar de los negocios, haciéndolos más ágiles y competitivos. Aunque esta transformación podría parecer sobrecogedora para algunas, las compañías comenzarían a ver poco a poco los beneficios e incluso la necesidad competitiva. Eso proveía una oportunidad de negocio. Así, una nueva categoría de software empresarial, Relacionamiento Social Empresarial, había nacido.

Nuestro segundo pensamiento era que podíamos hacer viral el software empresarial. Si el punto del Relacionamiento Social Empresarial era dar una voz a los empleados, ¿Por qué no debía empezar con una voz más grande en el software que utilizaban? Yammer permitía a cada empleado a registrarse, comenzar a utilizar el producto de manera gratuita y difundirlo con sus colegas de trabajo. Una vez que los empleados probaban el valor del producto, la compañía podía pagar por registrar su red y adquirir características y servicios avanzados. Creíamos que el enfoque de “pruebe antes de comprar” era adecuado no sólo para los empleados, sino también para los tomadores de decisión de la compañía, que podían tener la certeza de que las adquisiciones de software en verdad se utilizarían, en lugar de convertirse en software instalado que jamás se utiliza. Debido a que dependíamos de manera directa de los usuarios finales para dar a conocer nuestro producto, teníamos que asegurarnos que les gustara utilizarlo. Y así, junto con la viralidad, Yammer incluyó un enfoque más amplio en el diseño UI, usabilidad, pruebas y lanzamientos rápidos adaptados desde el mundo del internet de los consumidores. Hoy en día, este movimiento es conocido como Consumerización de TI.

Yammer y Microsoft

Hace un año, Microsoft nos presentó una oportunidad sorprendente para acelerar nuestro negocio en las áreas tanto de producto como de distribución y hoy vemos florecer esos beneficios.

Integración de producto – Para que lo social sea exitoso en su totalidad en el lugar de trabajo, tiene que ser parte de las aplicaciones que la gente utiliza a diario para hacer bien su trabajo. Como parte de Microsoft, ahora tenemos la oportunidad de integrar características sociales en los productos de software empresarial y en las plataformas más utilizadas en Office, Dynamics y Lync, y Skype. En la Conferencia SharePoint, en noviembre del año pasado, revelamos un enfoque en un trabajo de integración fundacional dentro de tres áreas – identidad, contenido y mensajes – que llevaría a mejores experiencias conectadas entre productos. Mucho de este trabajo se manifestaría en características frontales para el usuario en los siguientes doce meses, pero se ha progresado mucho desde entonces, como la recién anunciada posibilidad de reemplazar la fuente de noticias de Office 365 con Yammer.

Alineación para escalar – Aunque la viralidad nos llegó a la puerta en un gran número de empresas, el alcance y las relaciones de confianza de Microsoft facilitan formalizar las relaciones con el cliente y hacer la experiencia premium de Yammer disponible a un mayor número de empresas. La fuerza de ventas global de Microsoft, compuesta por cerca de 40 mil vendedores es un increíble recurso para ayudar a hacer más conocido a nivel global el Relacionamiento Social Empresarial. En marzo, agregamos Yammer a los acuerdos empresariales de Office 365 y SharePoint Online. Hasta el 1 de julio, las ventas de Yammer estarán alineadas por completo con el modelo global de ventas de Microsoft, lo que significa que un equipo global de ventas estará disponible para proveer a los clientes el valor combinado de Office 365 y Yammer.

Se ha conformado una gran sinergia entre los equipos de desarrollo de Yammer y Office 365, tanto así que existe un equipo llamado Yammer North, establecido en Redmond. Los equipos mantienen su ritmo de entrega de veloces innovaciones dentro de Yammer, como traducción de mensajes en tiempo real, al aprovechar Microsoft Translator, mejoras a la Bandeja de Entrada, Online Now y mejoras a la plataforma, y desarrollo móvil continuo entre plataformas en Windows, iOS y Android.

El futuro

Creamos Yammer con la idea que el Relacionamiento Social Empresarial es la siguiente gran revolución en las comunicaciones, que transformará la forma en que las compañías trabajan. También reconocimos que la consumerización en la empresa había cambiado las compras de la misma y los usuarios comenzaron a elegir sus propias herramientas, el software de negocios tenía que ser desarrollado de manera diferente para competir por la adopción del usuario.

Una razón clave para el éxito de esta adquisición es la alineación de nuestra visión para hacer de la empresa social, la piedra angular de la colaboración laboral al integrarlo a las aplicaciones que la gente usa a diario. Otra es nuestra habilidad constante de construir el servicio a través de un enfoque ágil y reiterativo, basado en cómo la gente utiliza en verdad el producto. Esto ayuda a llevar el tipo de adopción voluntaria del usuario y la afinidad que se necesitan en el nuevo mundo de la consumerización.

Al mirar hacia adelante, estoy más confiado que nunca que la adquisición no sólo fue el movimiento adecuado tanto para Yammer como para Microsoft, también nuestra visión combinada es la correcta – que la empresa social se trata de cómo trabajará la gente y que tenemos la experiencia, el portafolios, las capacidades, la visión y los conceptos que harán realidad ese futuro.