La campaña Obama for America seleccionó Microsoft Lync como la plataforma de comunicaciones para los cientos de integrantes de su personal de campaña en su sede de Chicago y en algunos otros estados para las elecciones del 2012. La campaña necesitaba actualizarse de un sistema Private Branch Exchange (PBX) a una solución más flexible basada en la nube que fuera capaz de escalar y adaptarse para soportar miles de llamadas de misión crítica en varios lugares al mismo tiempo.

“Cuando la campaña inició en el 2011, no podíamos predecir qué tan grande sería, de modo que la escalabilidad y la eficiencia eran dos de los factores más importantes para nosotros”, dijo Rajeev Chopra, presidente de MIS Department Inc., en Chicago, y director de información en Obama for America. “Controlar nuestros sistemas con Lync también nos brindó mucha más flexibilidad”.

Como parte de la implementación, el número telefónico y la línea directa para votantes en la sede se administraron a través de Lync para poder manejar las llamadas, que ascendían a cientos de miles al día. Más de dos mil personas se conectaron por medio de Lync, cifra que aumentó en las etapas más importantes de la campaña, tales como durante los debates y la Convención Nacional Democrática, y Lync pudo escalar de manera rápida y fácil para satisfacer la demanda.

La capacidad de trabajar desde cualquier lugar también generó beneficios para otros además del personal de campaña y los voluntarios. Gracias a la movilidad total que les proporcionó Lync y a la capacidad de trabajar tanto en la oficina como en campo sin la necesidad de transferir su número telefónico, el personal de TI pudo apoyar y dedicar tiempo a otras actividades primordiales para mantener la campaña en operación y sin problemas.

“Resultó en verdad útil ver cómo Lync se podía adaptar a la manera en que funciona nuestra operación en múltiples lugares”, dijo Chopra. “No comenzamos con Lync en todas las oficinas, pero lo implementamos en nuestra sede de Chicago y los empleados podían trabajar en campo sin salir de su infraestructura. Esto les permitió enfocarse en llegar de manera directa a los votantes y no en las limitaciones tecnológicas”.

“El día de las elecciones, los voluntarios deseaban seguir contestando los teléfonos, incluso después de que habían llegado sus relevos. En lugar de alejar a la gente de la sede, pudimos conectarla, activar un puerto y sentarla en un escritorio desocupado”, dijo Chopra. “Asimismo, pudimos escalar de manera constante nuestra línea directa para votantes”.