Alex Hebert-Ruiz recuerda los días que empezó a jugar. Fue en Navidad cuando le regalaron una casa de Barbie y a su hermano un Nintendo. Tenía 6 años, y fue atrapada por el regalo de su hermano.

“No me malinterpreten, me gustó mi casa de Barbie, “ella dijo”, “pero ganarle en Duck Hunt fue uno de los mejores retos de mi infancia”

La niña chiquita que creció con los videojuegos se convirtió en una jugadora profesional de “Halo” reconocida a nivel mundial, una desarrolladora de videojuegos y eventualmente una empleada de Microsoft, que trabaja en Microsoft Studios y en la sede principal de Xbox.

Alex Hebert-Ruiz, whose gamertag is “XBLA Tart,” helps manage Play XBLA, a community website for players to learn more about Xbox Live Arcade games.“La oportunidad de trabajar en Microsoft llegó y era muy buena para dejarla pasar,” dijo Hebert-Ruiz, cuyo gamertag es XBLA Tart.”

“Todos los días, vienes a trabajar y todos son muy inteligentes. Es un sentimiento estimulante trabajar con tanta gente talentosa,” dijo Hebert-Ruiz, conocida como la bromista que añade salsa a todo y se comería cualquier cosa.

“Es común venir a trabajar y verla comiéndose una lata entera de aceitunas negras cubiertas con salsa para desayunar,” dice su jefe Chris Charla, director de Xbox LIVE Arcade. “Ella es enérgica”

Hebert-Ruiz fue contratada para ayudar a Play XBLA, una página web para que los jugadores aprendan más acerca de los juegos Xbox LIVE Arcade. La página apena cumplió su primer aniversario y Hebert-Ruiz aun trabaja duro para agregar más características y mejor contenido. También trabaja en otras cosas interesantes que aun no puede comentar, dijo.

“Mi vida es dormir, comer, trabajar y “Halo 4”, dijo. La ex jugadora de “Halo 4” quizás ya no compita, pero intenta entrar al menos 20 horas a la semana.

Charla dijo que el entusiasmo contagioso por los juegos y la cultura sobre los mismos de Hebert-Ruiz, la hace perfecta para pertenecer no sólo a los Estudios de Juegos de Microsoft, sino para ser una embajadora de la comunidad de juego de Xbox LIVE Arcade.

“Como la mayoría de la gente en Microsoft, Alex es un talento enorme en múltiples niveles. Tiene una pasión muy grande por los juegos, como jugadora y creadora, pero también le da mucha satisfacción informarle a los demás, lo cual es esencial para el rol de la comunidad,” dijo Charla.

Charla dijo que Hebert-Ruiz es una persona en verdad agradable- hasta que un juego de “Halo 4” aparece, y cambia las cosas. Hebert-Ruiz pasó por la casa de Charla después de la cena de navidad el año pasado, y su invitado fue Lars Bakken, el líder del diseño multi jugador de “Halo”, del desarrollador Bungie.

“Por supuesto que es un gran jugador de “Halo 4”, así que invité a todos a un juego,” dijo Charla. “Fue muy divertido verlo. No diré quién ganó, pero en definitiva perdí, y el nivel fue muy alto.”

Crecer en el juego, estilo Luisiana

Hebert-Ruiz creció en Luisiana, en 50 acres de tierra de la familia de su mamá desde XVIII. Otras joyas de la familia: son dueños de un estanque de langostas, y su abuelo tiene una tienda de carne la cual es famosa por su "turducken” (un pavo relleno con pato y pollo sin hueso).

Ella viene de una familia muy unida. Sus familiares viven en casas vecinas hechas en la tierra de la familia, y ella y sus 15 primas fueron educadas en sus casas juntas hasta la preparatoria. Después de graduarse de preparatoria, a pesar de que Hebert-Ruiz dijo que ella venía de una familia de mujeres quienes “nunca tuvieron trabajos en sus vidas”, ella trabajó como entrenadora de caballos de carrera.

En su tiempo libre, ella y su hermano empezaron a asistir por diversión a torneos de “Halo”. Le iba bien aunque veía el ambiente incomprensible cuando los hombres, la mayoría de los jugadores, la veían. La gente decía, “¿Eres mujer y juegas videojuegos?”

“Yo contestaba, sí y manejo y tengo un trabajo y voto también…” dijo Hebert-Ruiz.

A partir de entonces, nunca más fue incómodo ser una talentosa mujer jugadora. Toda su familia jugó - niños y niñas, padres y madres, primas y tías.

“Al crecer, todas las niñas que conocía jugaban videojuegos. No tenía idea que eso no era común,” dijo Hebert-Ruiz. Por razones obvias, esa percepción cambió, pero al mismo tiempo parecía que entraba a un universo surrealista. No tenía mucho sentido.”

Convertirse en una ‘Frag Doll’

En el 2006, Hebert-Ruiz se unió a un equipo de juego femenino llamado Pandora Mighty Solidiers (PMS) y en el 2007, el desarrollador de juegos francés Ubisoft la escogió para su equipo de juego femenino, “The Frag Dolls.” Hebert-Ruiz y sus compañeras de equipo fueron a competencias y convenciones alrededor del mundo. Obtuvieron laptops y gadgets gratis.

“Mi mamá al principio fue desconfiada. Creo que dijo, “Nunca conocerás a un doctor de esta manera,” dijo Hebert-Ruiz. (Alerta: Nunca conoció a un doctor, pero a través de sus amigos jugadores, conoció y se caso con un ingeniero mecánico.) Su mamá decidió que fue bueno que su hija pudiera ver el mundo de esa manera por ser tan buena en los videojuegos.

Pero no todo fue glamour. PMS también trabajó 14 horas al día. Ellas practicaban 10 horas al día en los meses más duros, buscaban estrategias y pequeñas cosas que les dieran ventaja en el juego.

“Solo porque eres súper buena en Xbox LIVE no significa que serás buena en el torneo,” ella dijo. “No es como sentarse en tu cama, con botana en mano. Hay ruido y presión. Si pierdes una categoría estas fuera. Puedes perder patrocinadores o compañeros de equipo”.

Hebert-Ruiz subió de categoría de “Halo” con los jugadores profesionales, colocándose en el No. 6 en el mundo en las Series Mundiales del Equipo de Video Juegos de “Halo 2” y “Halo 3.” Su equipo, se convirtió el primer equipo femenino en obtener una clasificación a nivel mundial.

Cuando ella empezó, conocía a todas las mujeres en las competencias de video juegos. Pero a la última que asistió, no fue lo mismo, lo que le dio la esperanza de que mas niñas pequeñas crecerán y se convertirán en jugadoras.

“Encontrar a alguien que se comprometa al deporte y dedique mucho tiempo, en general, es difícil,” ella dijo.

Hebert-Ruiz dejó el equipo Frag Dolls y empezó como desarrolladora de un juego en Texas con Terminal Reality. Se introdujo en el proceso de desarrollo y trabajó en tres juegos: “Ghostbusters: The Video Game,” “Def Jam Rapstar,” and “Kinect Star Wars.”

En los siete años desde que empezó a jugar “Halo”, trabajar en Microsoft siempre ha sido un sueño. “Pienso que todos los días son una aventura aquí,” dijo.