-- Jacqueline Beauchere, Directora de Comunicaciones de Computación Confiable en Microsoft

A diferencia de sus padres, que regresaban a la escuela con libretas, carpetas, plumas y lápices nuevos, los jóvenes de hoy se preparan para el nuevo año escolar con computadoras portátiles, tabletas y teléfonos móviles. Pero antes de que los padres equipen a sus hijos con nuevos dispositivos con conexión a Internet, me parece buena idea compartir lo que se debe y no se debe hacer respecto a la seguridad en línea.

Ya sea que se trate de una nueva portátil para investigar y escribir o de un teléfono móvil para comunicarse con su mamá o papá en caso de una emergencia, los niños utilizan tecnología móvil más que nunca. Los datos muestran que el 52% de los niños entre ocho y 12 años de edad, y el 77% entre 12 y 17 años, poseen teléfonos móviles, mientras que los adolescentes de 14 a 17 años envían un promedio de 100 mensajes de texto al día.

Print

En cuanto a la seguridad en Internet, algunos consejos prácticos pueden resultar de gran utilidad para ayudar a los niños a mantenerse seguros y protegerse mejor cuando navegan por Internet en sus dispositivos móviles. El primer paso consiste en establecer límites claros respecto al uso de sus teléfonos móviles. Según una encuesta, el 90% de los niños entre los ocho y los 17 años de edad opinan que están de acuerdo en que los padres definan reglas sobre el uso del teléfono móvil. Con base en la edad y el nivel de madurez de cada niño, los padres y los hijos deciden juntos: (1) las funciones específicas que estarán habilitadas en el teléfono del niño; (2) las reglas para el uso responsable y adecuado del dispositivo, y (3) las consecuencias por romper cualquiera de esas reglas. Los padres deben explicar de manera clara que el acoso, los mensajes de sexo y, para los niños más grandes, el uso del teléfono mientras conducen un auto, es inaceptable.

Asimismo, los niños sólo deben compartir sus números telefónicos (y demás información personal) con los miembros de su familia y con sus amigos cercanos. Además, deben:

· Bloquear sus teléfonos con un número de identificación personal (NIP) y mantenerlo secreto — incluso de sus “mejores” amigos, quienes, entre las generaciones más jóvenes, suelen cambiar con mucha frecuencia—.

· Evitar abrir enlaces en anuncios publicitarios, concursos, mensajes de texto y cosas similares. Hacerlo podría dar entrada a malware con consecuencias graves como daño al teléfono, venta de información personal e incluso robo de identidad.

· Y si los padres utilizan un servicio de localización para saber dónde estás sus hijos, asegurarse de que las personas fuera de su familia inmediata no puedan localizarlos. De otra forma, considere deshabilitar la función de localización del teléfono del niño o, por lo menos, desactívela en la cámara del teléfono.

Si desea más consejos y guías para ser un buen “ciudadano digital” en casa, de viaje o en la escuela, consulte el paquete de herramientas ‘Ciudadanía Digital en Acción’ de Microsoft y visite de manera periódica nuestro Centro de Protección y Seguridad. Pulse “Me gusta” en nuestra página de Facebook y, si es maestro, manténgase al pendiente del lanzamiento de nuestro próximo concurso sobre seguridad en Internet. Con la llegada del nuevo año escolar, nos comprometemos a ayudar a los alumnos, los maestros y los padres de familia a crear una experiencia en línea más segura y más confiable para todos.