Estudiantes alrededor del mundo se reunieron en Sídney para las Finales de Imagine Cup. Este fue el final de un proceso que comenzó el pasado octubre y abarca diferentes rondas de desarrollo y revisión hasta que obtienen la solución perfecta – o hasta que el tiempo de desarrollo expira, lo que suceda primero.

Existe una competencia similar, enfocada en el campo de la robótica y algunos empleados de Microsoft son voluntarios como mentores para trabajar junto con los estudiantes. Pero mientras Imagine Cup se extiende por meses, la Primera Competencia de Robótica (FRC, por sus siglas en inglés) ofrece a los estudiantes y a sus mentores, tan sólo seis semanas para conceptualizar y crear un robot de casi 55 kgs. que complete ciertas tareas.

clip_image002

Tuvimos la oportunidad de sentarnos a platicar con Mike Sinclair, Tom Blank y Troy Barnes, que son mentores del equipo XBot, basado en Seattle. Nos dieron un pequeño resumen de lo que trata la competencia.

El proceso inicia durante el primer fin de semana de enero con un webcast para los equipos participantes de todas partes del mundo (alrededor de 2200), que les explica la competencia de ese año. El objetivo de este año era conseguir tantos puntos como fueran posibles al encestar una pelota en poco más de dos minutos. Durante las siguientes seis semanas los estudiantes y sus mentores se reúnen cerca de tres veces por semana para crear la versión robótica del jugador del Miami Heat, LeBron James.

El equipo XBot recluta a la mayoría de sus jugadores de algunas de las escuelas de Seattle, lo que da a los estudiantes exposición a la tecnología y experiencias de vida que de otra forma no tendrían. Los estudiantes se dividen en grupos que son responsables de conceptualizar, probar y desarrollar una de las características principales del robot del equipo. A través de todo el proceso, ellos trabajan a la par de ingenieros mecánicos, eléctricos y de hardware de Microsoft, Boeing y otras compañías. El video a continuación, grabado en el vestíbulo del edificio 99 (cuartel general de Microsoft Research), nos muestra un poco de la experimentación que se lleva a cabo.

Mientras grupos de estudiantes trabajan en sistemas mecánicos y eléctricos, otro grupo de estudiantes y desarrolladores de software escriben el código para coordinar y controlar las diferentes piezas de hardware. Cuando el robot está cerca de ser terminado, un puñado de estudiantes practica el manejo del robot y el control de diferentes funciones, como el brazo que lanza la pelota de baloncesto hacia el tablero. Y antes de cada competencia, el equipo afinará algunos detalles del robot, como muestra el video. Todo el proceso es como construir un avión en pleno vuelo, y el hecho de que los estudiantes sean los que hacen la mayor parte del trabajo es sorprendente.

 clip_image002[4]

Ser parte de una competencia como esta requiere que los estudiantes aprendan a comunicarse y trabajar en equipo. También realizan un poco de resolución de problemas de manera creativa y sobre la marcha y utilizan el equipo de fabricación del laboratorio de prototipos de hardware de Microsoft para asegurarse que sus bocetos en papel se traduzcan en un diseño funcional. Con experiencias como esta, no es sorpresa que el equipo XBot y la FRC hayan dado a muchos estudiantes una nueva forma de ver las matemáticas y las ciencias, y les hayan ayudado a aumentar sus proyectos de carrera un poco más alto.

Cuando los estudiantes no se encuentran ocupados en el robot, recaudan dinero para costear su proyecto y las tarifas de la competición. Si están interesados en apoyar al equipo XBot, pueden encontrar información en su sitio web o a través de Tom, Mike o Troy.

-- Steve Clayton

Este post se publicó originalmente en: http://blogs.technet.com/b/next/archive/2012/07/05/building-tomorrow-s-engineers-and-scientists.aspx