Ubicado en Silicon Valley California, el Museo de la Historia de la Computadora ha acumulado una asombrosa colección de artefactos tecnológicos de la era de la información. Además del mecanismo AntiKythera de 2,000 años de antigüedad, encontrarás la computadora Atanasoff-Berry, considerada la primera computadora electrónica. También verás creaciones de Microsoft como el Microsoft IntelliMouse, el teclado Natural Keyboard y tecnología de una compañía que jamás te lo esperarías: Ford Motor Company.

clip_image001

Ford Motor Company se gana un lugar en la historia de la computación

El Museo de la Historia de la Computadora ha incorporado oficinalmente el módulo Ford SYNC en su colección permanente. Ford y Windows Embedded Automotive de Microsoft se unieron en el 2005 para desarrollar lo que se ha convertido en un galardonado sistema de conectividad para automóvil que se encuentra dentro de más de 4 millones de vehículos alrededor del mundo. Mountain View, Calif.

Ford SYNC, el galardonado sistema de conectividad para automóvil impulsado por la plataforma de software Windows Embedded Automotive y desarrollado conjuntamente entre Microsoft y Ford, se convertirá en parte de la exposición permanente del museo. Más de 4 millones de vehículos se han vendido con Ford SYNC desde su lanzamiento en Norteamérica hace cinco años. Además, con la mayor disponibilidad que habrá en Europa y Asia más adelante este año, Ford predice que esa cifra llegará a los 13 millones antes del 2015.

La presencia de Microsoft en la industria automotriz data del CES 1998, cuando la compañía y el desarrollador Clarion presentaron AutoPC, que estaba impulsado por un sistema anterior a Windows Embedded Automotive. En esa época, cuando la mayoría de la gente consideraba que las computadoras a bordo se utilizaba solo para realizar un diagnóstico del motor, Clarion y Microsoft desarrollaron un dispositivo para el mercado secundario del tamaño de un estéreo para auto que permitía a los pasajeros acceder a su correo electrónico, proporcionaba indicaciones, emitía alertas sobre tráfico y habilitaba sus sistemas de entretenimiento, todo a través de la voz.

En el 2005, Microsoft se asoció con Ford para cambiar la manera en que los conductores interactuaban con los dispositivos. Era una de las primeras veces que un proveedor de tecnología trabajaba directamente con un fabricante de automóviles. Dos años más tarde, las compañías anunciaron Ford SYNC, que ayudó a establecer el nivel de la tecnología para autos y proporcionó una plataforma para funciones como el 911 Assist, el Vehicle Health Report y los SYNC Services, la cual está impulsada por el sistema de reconocimiento de voz Microsoft Tellme.

clip_image002

Ford Motor se gana un lugar en la historia de la computación

Representantes de Microsoft Corp. y Ford se reunieron en varios eventos para presentar Ford SYNC como la incorporación más reciente al Museo de la Historia de la Computadora. Los presentadores de los módulos Ford SYNC fueron (de izquierda a derecha): Chris Elliott, director de comunicaciones de mercadotecnia en Microsoft; Jim Buczkowski, técnico asociado y director de Sistemas Eléctricos e Investigación de Electrónicos en Ford; K. Venkatesh Prasad, director técnico del Laboratorio Ford Silicon Valley, de Ford; Paul Mascarenas, director técnico y vicepresidente de Ford; Jean Elliott, director ejecutivo del Equipo de Negocios Estratégicos y Emergentes en Microsoft; Rakesh Agrawal, asociado técnico de Search Labs en Microsoft Research; y Scott Mauvais, director del Centro Técnico Microsoft dentro del Grupo de Socios Empresariales Norteamericanos de Microsoft. Mountain View, Calif.

Kevin Dallas, gerente general de Windows Embedded, considera que la colaboración con Ford es un gran ejemplo de la manera en que el software está redefiniendo las experiencias de manejo y ayudando a las compañías a cumplir su visión compartida sobre el auto conectado.

“La integración de tecnología de software y de hardware en la experiencia de manejo ha permitido a los conductores mantenerse conectados sin comprometer su control sobre el vehículo ni su concentración en el camino”, dijo Dallas. “A través de nuestra colaboración continua, Microsoft y Ford desarrollan software y servicios nuevos que transformarán algo tan rutinario como el transporte diario en una actividad llena de posibilidades”.

Para evitar quedar encerrados en los ciclos de lanzamiento de los modelos del año, Microsoft y Ford trabajan juntos para ofrecer a los propietarios de autos una experiencia similar a la que obtienen con los electrónicos de consumo, a fin de permitirles acceder a la información y a las aplicaciones en sus smartphones y otros dispositivos móviles. A medida que se expande la capacidad de conectarse con los dispositivos y las redes, Ford y Microsoft amplían también las posibilidades de Ford SYNC para brindar mayor valor además de las cuatro ruedas del vehículo.

Jim Buczkowski, técnico asociado y director de Sistemas Eléctricos e Investigación de Electrónicos en Ford, considera que Ford SYNC es solo el comienzo de todo lo que es posible.

“El concepto inicial detrás de Ford SYNC se basó en gran parte en la experiencia de manejo y en otorgarle a los conductores mayor control sobre las cosas a su alcance, sin perder la concentración en el camino frente a ellos”, dijo Buczkowski. “El lanzamiento de tecnologías nuevas y la exposición a mercados nuevos nos ayudará a ampliar nuestra visión para aprovechar las oportunidades que presente el auto conectado”.