El 28 de enero fue el Día de la Protección de Datos. Microsoft lo celebró con guías para ayudar a los consumidores a proteger mejor su información en línea. Puesto que el 2012 apenas comienza, recomendamos a la gente que se plantee la resolución de supervisar y proteger activamente su reputación en línea.

A medida que la tecnología se integra cada vez más en la vida de las personas y que la cantidad de dispositivos conectados va en aumento, es importante analizar si tu vida en línea refleja la reputación que deseas que otros vean.

Las interacciones en Internet de una persona —que abarcan el contenido que creas y compartes en línea y el contenido que otros publican sobre ti— se consideran parte de un perfil en línea. Las personas y las compañías pueden ver partes diferentes de ese perfil. Conforme envías correos electrónicos y mensajes de texto durante el día, compartes información y fotos en línea, realizas compras y más, todas esas actividades pueden influir en la opinión que otros se forman de ti.

Aunque mucho depende de quién tenga acceso a la información, cada dato personal que exista sobre ti en línea —ya sea que tú o alguien más lo haya publicado— puede llegar a causar un impacto en la manera en que te percibe tu familia, tus amigos, tu jefe, un acreedor hipotecario y otros. Por desgracia, muchos desconocemos la imagen que se crea de nosotros a partir de esos datos en línea.

Damos a conocer los resultados de una encuesta comisionada por Microsoft en cinco países (Estados Unidos, Canadá, Alemania, Irlanda y España) que analiza las actitudes y conductas de las personas en relación con sus perfiles en línea y cómo esa información afecta tanto su reputación como la de otros. Como parte del estudio, también queríamos conocer la forma en que los amigos, los parientes y otras personas pudieron haber influido en el perfil y la reputación en línea del encuestado. El estudio arrojó resultados interesantes, mismos que se incorporan en esta infografía.

clip_image002

· El 91% de la gente ha hecho algo en algún momento para administrar su perfil en línea, el 67% siente que tiene el control sobre su reputación en línea, y el 44% de los adultos piensa constantemente en las consecuencias a largo plazo de sus actividades en Internet.

· El 14% de las personas consideran que se han visto afectadas por las actividades en línea de otros, inclusive de manera no intencionada. De éstas, el 21% considera que eso provocó su despido del trabajo, el 16% que le hayan negado un seguro médico, el 16% que no la hayan contratado para un empleo, y el 15% que le hayan negado una hipoteca.

Los resultados de la encuesta sugieren que la gente en diferentes partes del mundo podría beneficiarse de un conocimiento más amplio de las herramientas de seguridad disponibles y de una información más detallada sobre la manera en que los datos que comparten en Internet tienen un impacto significativo tanto en sus perfiles y reputaciones con en los de otros. Para ayudar a la gente a mantenerse protegida en el mundo digital, ofrecemos algunas recomendaciones para administrar mejor aquellas actividades en línea que pudieran afectar su reputación.

Mantente alerta y elabora periódicamente tu propio “informe de reputación”

o Busca todas las variantes de tu nombre en Bing y en otros buscadores populares, y evalúa si los resultados reflejan la reputación que te gustaría compartir con el resto del mundo, incluyendo jefes actuales o futuros, colegas, amigos y miembros de tu familia. Nuestra investigación encontró que el 37% de los adultos nunca lo hacen.

o Si encuentras información falsa o poco positiva sobre ti, pide a la persona que la haya publicado que la elimine o que corrija los errores.

Considera separar tus perfiles profesionales y personales

o Cuando busques trabajo, a través de un formulario de inscripción para ingresar a una escuela o solicitando un seguro o préstamo, recuerda que tu imagen en línea puede ser un factor determinante para los gerentes de recursos humanos y los encargados de revisar los formularios de inscripción. Asegúrate de utilizar direcciones de correo electrónico, nombres, blogs de referencia y sitios web diferentes para cada perfil y evita proporcionar tus sitios personales.

o El 57% de los adultos piensa en tomar medidas para mantener privados sus perfiles laborales y personales. Sin embargo, el 17% afirmó que la información que debía de permanecer privada se había hecho pública en Internet sin su conocimiento.

o Aplica el sentido común cuando agregues información personal a tu perfil profesional. Sólo incluye datos apropiados dentro de un contexto profesional.

Configura tus ajustes de privacidad

o Utiliza ajustes de privacidad en los navegadores de Internet, los sitios de redes sociales, los blogs personales y los demás lugares donde tienes datos personales para decidir quién puede ver tu perfil y fotos, cómo puede buscarte la gente, quién puede realizar comentarios y cómo bloquear el acceso indeseable. De acuerdo a nuestra investigación, el 49% de los adultos no utilizan ajustes de privacidad en los sitios de redes sociales.

o Aprovecha la protección contra rastreo de Internet Explorer 9, la cual te ayuda a impedir que otros rastreen tus actividades en línea. Obtén más información en el sitio web Tracking Protection List. También puedes utilizar el modo de navegación “InPrivate” de Internet Explorer.

o Conoce tus opciones en cuanto a publicidad personalizada en http://choice.live.com/privacy/

o Revisa periódicamente quién tiene acceso a tu contenido. No dudes en eliminar a las personas que, en tu opinión, ya no necesiten acceso.

Piensa antes de compartir

o Piensa qué información vas a publicar (especialmente fotos y videos personales), con quién la vas a compartir y cómo afectará tu reputación. Comunica a los demás lo que quieres y no quieres que se comparta, y pídeles que eliminen todo lo que no desees que sea del conocimiento público.

o Nuestra investigación muestra que sólo el 38% de los adultos y el 39% de los niños piensan en el impacto a largo plazo que sus actividades en línea pueden tener en la reputación de alguien más.

Sé un buen ciudadano digital

o Dirígete con respeto a aquellos con quienes interactúas directamente, ya que eso se reflejará tanto en ti como en ellos y quedará plasmado por siempre en las reputaciones en línea de ambos.

Entre más proactivamente manejes tu información en línea, más oportunidades tendrás de que tu reputación te haga sentir orgulloso de ti mismo. Para más guías, visita www.microsoft.com/security, o lee este comunicado de prensa en el Centro de Prensa de Microsoft.

Brendon Lynch

Director Ejecutivo de Privacidad en Microsoft