No hay que pensar en un futuro muy lejano para darnos cuenta de que la tecnología es cada vez más natural e intuitiva. En un día normal, muchas personas usan tecnología táctil o de reconocimiento de voz para interactuar con teléfonos, cajeros automáticos, tiendas de autoservicio y automóviles. La curva de aprendizaje para trabajar con computadoras representa cada vez menos una barrera, gracias a que ahora hay formas más naturales de interactuar.

La tecnología comienza a comportarse como nosotros lo hacemos. Para Microsoft, la tecnología de interface natural de usuario (NUI, por sus siglas en inglés) es un área en la que hemos invertido muchos años. Los frutos de dichas inversiones ahora están plasmados en varios de nuestros productos, incluyendo Windows Phone 7, Microsoft Surface 2.0, Bing for Mobile y Office 2010 Mini Translator. Un producto que recientemente ha llamado mucho la atención es nuestro Kinect para Xbox 360, el cual incorpora reconocimiento facial y control por voz y gestos. El dispositivo sabe quién es usted, entiende su voz o el saludo de su mano y, tal como lo sabemos, está cambiando la cara de los juegos. También hemos sido testigos de cómo Kinect ha inspirado a otros para explorar el potencial de NUI, y nos entusiasma el potencial que otros ven en esta tecnología.

Al combinar estímulos sensoriales con el conocimiento de lo que quiere hacer (conciencia contextual), el lugar donde se encuentra y las cosas que están a su alrededor (conciencia ambiental), la estimulación 3D y el aprendizaje anticipativo, podemos prever un futuro donde la tecnología es prácticamente transparente. Imagine un mundo donde interactuar con la tecnología se vuelve tan fácil como platicar con un amigo.

La tecnología natural e intuitiva como Kinect puede ser más que sólo una gran plataforma de juegos y entretenimiento; también puede generar increíbles oportunidades para resolver problemas sociales como servicios médicos, educación y mayor acceso para personas con discapacidad.

Una encuesta reciente que se llevó a cabo entre 6,000 personas de seis países mostró qué tan naciente es NUI. Sólo la mitad de los encuestados conocían las diversas dimensiones emergentes de NUI, tales como la tecnología de simulación en 3D. No obstante, casi 90 por ciento de todas las audiencias considera a las tecnologías natural e intuitiva como algo más que una moda pasajera: creen que estas tecnologías son la forma del futuro.

Asimismo, 70 por ciento de las personas encuestadas cree que las tecnologías naturales e intuitivas pueden ayudar a mejorar los servicios médicos, la educación, la productividad en el lugar de trabajo y otros problemas sociales. En el área médica, más del 87 por ciento de las personas dijo que cree que las tecnologías naturales e intuitivas se pueden usar de nuevas formas para mejorar los servicios médicos. De manera similar, el 91 por ciento de los educadores profesionales de economías tanto desarrolladas como en vías de desarrollo dijo que las tecnologías naturales ayudarían a mejorar los resultados en el área de educación en sus países. La gráfica que se muestra a continuación ilustra la conciencia y la percepción que tiene la gente, así como el uso que dan a las aplicaciones de interface natural de usuario.

Estos beneficios no son un sueño imposible y lejano. Incluso en esta primera etapa, hemos visto formas increíbles en que la tecnología “natural” se puede usar para resolver problemas del mundo real.
• Investigadores del Hospital de Rehabilitación Spaulding y de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard han adaptado nuestra tecnología de mesa Microsoft Surface de primera generación para ayudar a los niños con parálisis cerebral a tomar terapias divertidas y de gran valor.

• Los avances en la tecnología de interface natural de usuario también tienen el potencial de ofrecer servicios médicos a algunas de las áreas más remotas y rezagadas del mundo, como el prototipo de una Enfermera de Guardia Robótica.

• Kinect para Xbox 360 es un invento inspirador. Los alumnos del Laboratorio de Biorobótica de la Universidad de Washington, por ejemplo, usaron Kinect con un dispositivo háptico PHANTOM Omni disponible comercialmente para explorar cómo la cirugía robótica se podía mejorar mediante la incorporación del sentido del tacto. La idea es que el sistema provea al cirujano información sobre las “zonas donde no se deben hacer cortes” para que dichas barreras las pueda “sentir” el cirujano que realiza la cirugía robótica.

Aunque estas ideas y proyectos se encuentran en diversas etapas, resulta estimulante ver y soñar con lo que sucederá a continuación. Continuaremos ampliando los límites y disminuyendo las barreras de uso de la tecnología, y creo que sorprenderemos a la gente con el verdadero potencial de NUI.

Publicado por Steve Clayton
Editor del blog Next at Microsoft