El Gerente General de la Oficina de Ventas, Mercadeo y Servicios de Microsoft, Cleber Voelzke, anunció hoy la apertura de las nuevas oficinas de esta empresa localizadas en el edificio City View Plaza de Guaynabo, las cuales se desarrollaron con una inversión de $2.5 millones para elevar esta operación a los estándares del “Nuevo Mundo del Trabajo” y ejemplificar la visión de futuro del trabajo para los empleados y clientes de la empresa.

El “Nuevo Mundo del Trabajo” es un concepto bajo el cual las empresas organizan el trabajo de una manera diferente y ponen la tecnología a trabajar a beneficio de los empleados. Tomando este concepto como base, la nueva oficina de Microsoft Puerto Rico posee un nuevo espacio de oficina que fomenta la comunicación abierta, colaboración y una mayor flexibilidad y demuestra cómo las tecnologías más recientes de esta empresa ayudan a las empresas a facilitar la vida de sus empleados y clientes, haciéndolos más productivos.

La nueva oficina cuenta con un espacio de 13,485 pies cuadrados, una reducción de un 50 por ciento del espacio que antes ocupaba la empresa, pero sin reducir la cantidad de empleados. “Aplicando el concepto del ‘Nuevo Mundo del Trabajo’ pudimos reducir nuestro espacio físico para ser más eficientes y reducir nuestra huella ambiental, al mismo tiempo que aumentamos la satisfacción de nuestros empleados”, explicó Voelzke.

Por su parte, Alvaro Celis, Gerente General de Microsoft Multi Country Américas, explicó como Microsoft entiende que los tiempos han cambiado y cuán importante es para la compañía adaptar estos cambios al nuevo estilo de trabajo.    “La tecnología  ha alcanzado un nivel de impacto sin precedentes en nuestro  nuevo estilo de vida y trabajo, el cual ahora permite estar siempre conectados a toda hora y en todo lugar y el concepto del ‘Nuevo Mundo del Trabajo’ reconoce eso”, comentó el ejecutivo.   “Nosotros en Microsoft, visualizamos el ‘Nuevo Mundo del Trabajo’ como una manera de habilitar a las personas y organizaciones para realizar su potencial, trabajando en colaboración de una forma distinta, ubicua y flexible. Esto nos faculta para llegar a nuevos niveles de productividad e impacto personal y organizacional, permitiendo al mismo tiempo apoyar grandes transformaciones de flexibilidad y diversidad en el ambiente laboral”.

Por su parte, Cleber Voelzke señaló que: “tenemos un compromiso sólido con Puerto Rico y nuestra meta es utilizar nuestra nueva oficina como un modelo para que nuestros clientes y socios puedan apreciar de cerca el concepto del ‘Nuevo Mundo del Trabajo’ y cómo dentro de este modelo la tecnología puede transformar la productividad y eficiencia de las empresas y organizaciones”.

Microsoft es usuario en sus operaciones de muchas de las tecnologías que se desarrollan como parte de sus esfuerzos de investigación. Un ejemplo de estas innovaciones que Microsoft implementó en su nueva oficina es su software de comunicaciones, con el cual Microsoft eliminó la necesidad del teléfono en cada escritorio. Con su solución de Comunicaciones Unificadas, que incluye Exchange Server y Lync Server, Microsoft ha facilitado y enriquecido la colaboración entre los empleados, sus clientes y socios, reduciendo la necesidad de viajes onerosos. Visitantes a las nuevas oficinas encontrarán más espacios abiertos y comunes para impulsar la colaboración entre empleados y la productividad.

“Microsoft cree en el poder de la innovación para continuar impulsando el progreso. Ahora más que nunca creemos que la innovación proporcionará la energía que ayudará a revitalizar nuestra economía”, añadió Voelzke.

Voelzke también enfatizó el compromiso de Microsoft con reducir el impacto de sus operaciones y productos, como parte de su responsabilidad con el medio ambiente.  La nueva oficina de Microsoft fue diseñada para reducir la huella ambiental de la empresa en Puerto Rico. Actualmente, Microsoft se encuentra en proceso de obtener la Certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), la cual ofrece la validación de un tercero, el U.S. Green Building Council, U.S.G.B.C., por sus siglas en inglés,  de que un proyecto de construcción cumple con los estándares más rigurosos de un “edificio verde”.   Según datos de la página del U.S.G.B.C más recientes, en Puerto Rico sólo 5 proyectos comerciales cuentan con certificación LEED, dos de ellas en la categoría de nuevas construcciones o remodelaciones grandes.

“Las estrategias de sustentabilidad en un proceso de construcción o remodelación deben ser consideradas y desarrolladas desde el inicio del desarrollo del proyecto.  Precisamente, desde sus inicios, el desarrollo de las nuevas oficinas de Microsoft fue conceptualizado por un grupo de trabajo orientado hacia el desarrollo de un diseño de un proyecto “verde”, que cumpliera con los requisitos establecidos por la U.S.G.B.C. “, explicó el Ing. Luis Blanes,  LEED AP de Jones Lang LaSalle, a cargo del proceso de consultoría para obtener la certificación.