Microsoft En Español

En nuestro idioma, las historias de nuestras personas, servicios y productos.

A un año del terremoto en Haití

  • Comments 2
  • Likes

Por Hernán Rincón / Presidente Microsoft América Latina

No quisiera cometer la inocencia de recordar el antes y el después del terremoto de Haití un año atrás, y actuar sorprendido del gran impacto que este evento tuvo en el país. La realidad es que Haití históricamente ha sido un país muy golpeado, que a pesar de tantas iniciativas de apoyo internacional, continúa siendo un foco de pobreza, con necesidades básicas insatisfechas.

El terremoto fue un golpe duro, un golpe más para estas familias sin recursos. A un año, sabemos que un millón y medio de personas están desplazados, viviendo en paupérrimas condiciones, un blanco fácil para epidemias como el cólera, y que 23% de las escuelas fueron destruidas, 80% ubicadas en Puerto Príncipe. En los malos momentos, también surgen acciones positivas, como la colaboración internacional y la esperanza. Un número sin precedente de organizaciones de alrededor del mundo, incluyendo a Microsoft, están trabajando para ayudar a Haití no sólo recuperarse, pero a tomar la oportunidad para lograr reconstruir y posicionarse mejor de lo que estaba antes. Queda claro que aunque el terremoto de Chile fue tanto peor en magnitud, el impacto humanitario fue peor en Haití, ya que no existe la educación básica que permite estar capacitados para enfrentar estas emergencias y la necesidad de crecimiento imperante en la isla. De acuerdo al reporte del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo 2010, en Haití los años de escolaridad para adultos son de un promedio de 4.9. La educación es la base del crecimiento y es la única manera de insertarse en la economía del conocimiento que rige ahora el mundo.

Con ese objetivo en mente, muchas organizaciones han implementado programas para apoyar en diferentes áreas, desde logística, a hospitales y salud y, necesariamente, en educación. En Microsoft nuestra misión es colaborar a habilitar a que las personas alcancen su máximo potencial. Estamos comprometidos a hacer que esto sea posible en Haití, y sabemos que desde nuestros roles podemos aportar nuestro grano de arena.

Es así que uno de nuestros compromisos con Haití ha sido el de colaborar con la infraestructura necesaria para que el gobierno comience su camino a la recuperación apoyándose de la computación en la nube. Desde un principio nos aliamos con NetHope, una organización sin fines de lucro que se especializa en resolver problemas de tecnología, para construir una red inalámbrica que el gobierno, agencias intergubernamentales como las Naciones Unidas, y agencias no gubernamentales utilizaron para coordinar auxilio a las víctimas. En alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) e Infusion, se creó una solución tecnológica que pudiera colaborar a la reconstrucción del país. Con esta plataforma se empodera al gobierno para administrar, dar transparencia y coordinación a los donantes, aportando asimismo una herramienta de dirección, generación y análisis de información para el proyecto de reconstrucción.

Por otro lado, como mencioné, la educación es clave para la recuperación y el crecimiento a corto y largo plazo. Necesitamos responder a la necesidad de acceso digital para las escuelas, para que no se detenga el proceso educativo, y porque no, para tomar esta oportunidad para ampliar el acceso educativo. Tomamos este camino de colaboración junto a la Iniciativa Global Clinton, y otras organizaciones para focalizarnos en la comunicación, la tecnología y en construir capacidades en escuelas y ONGs. En Septiembre, durante la reunión de la Iniciativa Global Clinton, Microsoft junto con otros socios se comprometieron a abrir laboratorios de computadoras en 40 escuelas durante los próximos dos años, para beneficiar unos 24 mil estudiantes. Además, nos aliamos con NetHope nuevamente para crear y apoyar el programa NetHope Academy, que busca ayudar a haitianos a través de pasantías a desarrollar sus habilidades tecnológicas para apoyar las organizaciones humanitarias que están trabajando en Haití. Se recibieron cientos de solicitudes para los primeros 36 puestos del programa, y en el primer día de la Academia de NetHope, los 36 estudiantes llegaron con anticipación, emocionados y listos para aprender – muchos de ellos habiendo caminado varias millas para asistir.

La sustentabilidad a largo plazo depende en gran parte de la educación y de enfocarnos en que los estudiantes vuelvan a clase o aprendan virtualmente a través de los beneficios que nos da la computación en la nube, conectados a todos los recursos educativos que necesiten para su formación.

En síntesis, nuestro foco de colaboración ha sido claro: es el momento en el cual Haití puede tomar ventaja de la nube, por un lado dando a sus autoridades, sus ciudadanos, ONGs y familias acceso a la información virtual que necesitan para la reconstrucción, y por otro lado, capacitando virtualmente a sus estudiantes.

Hay un ingrediente clave para esta nueva era de la tecnología: el acceso a internet para todos los ciudadanos. Las compañías tienen que apoyar al gobierno en su acceso a la banda ancha. Las personas, las escuelas, los hospitales, las bibliotecas, en la ruta, en la casa o en el trabajo…todos deben tener acceso a una conexión donde y cuando la necesiten. Las economías están regidas por el conocimiento, y el acceso a la información es la manera de ser más competitivos, más eficientes y más efectivos.

La computación en la nube nos permitirá alcanzar más comunidades, a través de la cual crearemos más oportunidades sociales y económicas, y este es el futuro que ya está aquí. Haití puede comenzar ahora su reconstrucción basada en la computación en la nube, y Microsoft seguirá comprometido a acompañarlos en el camino.

Your comment has been posted.   Close
Thank you, your comment requires moderation so it may take a while to appear.   Close
Leave a Comment
  • tan solo soy una niña de 14 años de país colombiano y creo que aun debemos ayudar a Haití y a los países que tengan necesidades por desastres naturales ya que hoy son ellos los necesitados mañana podemos ser nosotros.

    gracias.

  • ola me llamo patri a mi haiti me preocupa mucho por esas escasedez de agua comida ...etc muchas veces cuando veo fotos de esos niños mee dan muchaa pena y cada vez que hay que dar dinero paraa recaudar yoo siempre lo doy.

    Un Beso.