Por Hernan Rincón – Presidente Microsoft América Latina

El año que termina ha sido un excelente año para la industria de la tecnología y todas las empresas, las organizaciones, las personas como usuarios, como asimismo los países que se han visto beneficiados por sus avances y su crecimiento con estas inversiones.

Para las empresas el ahorro en costos, el aumento de la eficiencia de los empleados y las nuevas oportunidades de negocio demostraron ser factores clave durante el 2010 para la adopción del cómputo en la Nube, o cloud computing. Microsoft ayuda a las empresas a construir su propia Nube Privada al asistirlos en aprovechar su infraestructura existente por medio de la virtualización. Por ejemplo, una empresa que necesite de servidores nuevos para entregar un nuevo servicio a sus clientes, podrá aprovechar las tecnologías de virtualización como aquellas ya instaladas en el Windows Server 2008R2. De esta manera podrá cumplirle a sus clientes en una fracción del tiempo y del costo, y sin tener que invertir ni en equipos costosos de hardware. Asimismo, este año lanzamos Microsoft Office 365, la siguiente generación de productividad en la nube de la compañía que reúne Microsoft Office, SharePoint Online, Exchange Online y Lync Online en un servicio en la nube siempre actualizado. Office 365 lleva el galardonado servicio de productividad empresarial de Microsoft a millones de empresas más a través de la nube y permite a las personas trabajar juntas con mayor facilidad desde cualquier lugar y desde casi todos los dispositivos, al tiempo que colaboran en forma sencilla y segura con otros dentro y fuera de sus empresas.

Para los consumidores ha sido un año de grandes beneficios y gratas sorpresas. Kinect ha sorprendido a muchos no solo como entretenimiento para la familia, sino por el sensor revolucionario que nos permite controlar juegos, películas, música y televisión con nuestros gestos y nuestra voz. Sabemos que este sensor ya está generando un uso revolucionario que va más allá del entretenimiento.

Y una gran estrella este año fue Windows Phone 7, lanzado en México que este año que comienza vera una mayor distribución en toda la región. Esta plataforma permite a los usuarios cambiar los hábitos de interacción con su teléfono al ofrecer la posibilidad de mantenerlos en contacto con lo que a ellos les interesa, todo esto con tan sólo un vistazo a su pantalla de inicio a través de los “hubs”. Windows Phone 7 brinda a los consumidores una gran experiencia tanto en el ámbito de productividad como en el de entretenimiento. El equipo tiene todo lo que un consumidor requiere para siempre estar al tanto de su vida personal como profesional, desde XBOX Live hasta Office, y podrán prestarle más atención a su vida que a su teléfono.

Asimismo, para los desarrolladores Microsoft loa ayuda a usar la Nube Pública como una plataforma. Un ejemplo es el uso de Windows Azure por parte de los desarrolladores. El uso de este tipo de nube como plataforma, les permite desarrollar, implementar, ejecutar y manejar las aplicaciones sin necesidad de poseer una infraestructura grande de TI.

En nuestros comienzos desde Microsoft nuestros programas de ciudadanía estaban enfocados en lograr el acceso a la tecnología a los cinco billones habitantes del mundo, a través de nuestra misión: colaborar a que las empresas, las organizaciones y las personas logren su máximo potencial. Ahora, más que nunca, sabemos que esto es cada vez más posible y más cercano. La nube permite, por ejemplo, a pequeñas y medianas empresas tener los mismos servicios que las grandes empresas, pero sólo pagando por lo que usan, y el impacto que esto produce en la economía de un país, de su comunidad y de las familias pertenecientes a estas empresas, genera efectos exponenciales. Esto es simplemente un ejemplo del efecto multiplicador que el acceso a la tecnología para todos tiene en la sociedad.

Desde nuestros programas de ciudadanía corporativa, la educación juega un rol fundamental. El mundo está ahora regido por la economía del conocimiento y es la educación la que permite generar más oportunidades, mas competitividad, mas igualdad y lograr cambios profundos en la sociedad. En este sentido es que nuevamente este año nos comprometimos con los docentes a través del Foro Latinoamericano de Innovación Educativa en el cual se invita a todos los docentes de cada uno de los países de la región a presentar sus mejores prácticas de integración de tecnología en el proceso educativo. Los mejores exponentes de cada país que se ganan el derecho de representar a su nación en el Foro Regional Latinoamericano del cual a su vez saldrán los ganadores que representaron a luego a América Latina en el Foro Mundial. En este último, Latinoamérica fue galardonado con premios para dos docentes y dos escuelas, sobre 125 proyectos y 200.000 docentes que participaron mundialmente.

En el mismo sentido, realizamos una gran inversión con los estudiantes de la región. Un claro ejemplo de esto es la iniciativa de “Imagine Cup”. Es la competencia mundial de tecnología más importante para estudiantes, que son desafiados para presentar soluciones a los problemas más difíciles que enfrenta la humanidad, con el uso de la tecnología, convirtiendo así sus ideas en realidad. Más de 38.000 estudiantes latinoamericanos participaron en las competencias locales, y 68 de ellos de 17 equipos de 11 países de la región participaron en las finales mundiales. Estos estudiantes pueden dar fe de lo que tener una oportunidad puede crear en sus vidas, un antes y después en su trayectoria profesional y personal.

Un nuevo año comienza y con él nuevas tendencias. Pero estas tendencias no son solo una moda pasajera que desaparecerá para el próximo verano. Estamos viviendo una transformación en la industria de la tecnología. Una transformación que tendrá un impacto que va mucho más allá de una computadora, un servidor, o un teléfono, una transformación que será el motor de una transformación en la sociedad. La computación en la nube está aquí, y está aquí para quedarse.

De acuerdo a IDC, los servicios en la nube podrían sumar más de $57 mil millones en nuevos negocios a la economía de la región entre fines de 2009 y 2013.

Entonces porque computación en la nube ahora? Hay una transformación en la industria, una explosión de dispositivos (llámese teléfonos, computadoras, televisores), el acceso a internet y la economía, que crean el ambiente correcto para esta nueva era.

Hay un ingrediente clave para esta nueva era de la tecnología: el acceso a internet para todos los ciudadanos. Las compañías tienen que apoyar a los gobiernos en sus inversiones de banda ancha. Las personas, las escuelas, los hospitales, las bibliotecas, en la ruta, en la casa o en el trabajo…todos deben tener acceso a una conexión donde y cuando la necesiten. Las economías están regidas por el conocimiento, y el acceso a la información es la manera de ser más competitivos, más eficientes y más efectivos.

La computación en la nube nos permitirá alcanzar más comunidades, a través de la cual crearemos más oportunidades sociales y económicas, y este es el futuro que ya está aquí.