El blog de Hector Montenegro

National Technology Officer de Microsoft Ibérica Twitter: @hectorsm

What’s Next Madrid?

What’s Next Madrid?

  • Comments 1
  • Likes

imageA tan solo 12 horas de haber vivido como tantos madrileños y españoles cierta decepción por la decisión de los miembros del COI favorable a la candidatura de Tokio, por delante de la de Madrid, tenía ganas de expresar alguna reflexión.

Soy Madrileño, de padres madrileños, y la mitad de mis abuelos madrileños. Si. Lo sé. soy un caso raro… especialmente en Madrid J

Y ser una excepción, ya dice mucho de mi ciudad donde a nadie se le pregunta, ni importa su lugar de procedencia y cuyo espíritu acogedor siempre ha sido, es y será una bandera de identidad.image

Y de eso va este post: Madrid tiene por delante retos, sueños, objetivos, por encima de la política (importante, si, pero siempre provisional).

En un momento especialmente importante donde el futuro ya no va de Imperios como en el siglo XiX, ni de naciones, como en el Siglo XX.  Va de CIUDADES. Y tenemos que ser muy conscientes de esa nueva realidad. Aceptar esa responsabilidad como ciudadanos.

Papa Estado está muy bien, pero la definición de nuestros sueños, nuestra estrategia y nuestra táctica para conseguirlos son nuestros. De los madrileños. No miremos más a fuera porque nadie va a venir a impulsar tanto como nosotros mismos decidamos y hagamos. Ni siquiera la mitad. Ni siquiera una decima parte. Y si. La responsabilidad es nuestra. Somos los protagonistas de nuestra propia historia. Para lo bueno, y para lo malo, así que no perdamos demasiado tiempo en responsabilizar a los demás de nuestros males, como tampoco lo hacemos sobre nuestras bondades.

Tomemos las riendas de nuestro futuro. De lo que queremos ser. De nuestro proyecto como ciudad, liderando incluso nuestras ambiciones como país. Seamos el motor, la cabeza tractora de nuestro país. Pero no esperemos más estrategias Top-Down de ningún tipo, y comencemos a tomarnos muy en serio nuestro futuro construyendo Botton-Up.

Mientras los representantes de la candidatura de Tokio prometían una gran fiesta si eran elegidos, las calles de Madrid ya la estaban celebrando alrededor de la puerta de Alcalá. Y si. Es muy fácil exponer a crítica el gasto infructuoso bla bla. Pero define lo que somos. Somos una ciudad alegre. Muy alegre. Optimista. Viva. Satisfecha. Dinámica a pesar de los problemas. Rebosante de energía (a veces difícil de encauzar), vibrante, culta, emprendedora (con una población universitaria altísima, a pesar de todos los problemas que todos conocemos alrededor de la educación), deportista etc.. Y como siempre ocurre, a veces nos cuesta darnos cuenta de que nuestro principal valor está en lo más evidente.

imageHemos presumido durante mucho tiempo sobre lo bien que se valoran en el resto del mundo nuestros ingenieros, médicos, arquitectos recién titulados. Alemania se frota las manos cuando ofrece puestos de trabajo a titulados españoles. No me extraña. Sacarán temporalmente provecho de la inversión que aquí hemos hecho en su formación. Bueno.

Pues muchos de ellos surgen de las muchas Universidades de Madrid. Y si. Ya nos gustaría que todos encontraran la oportunidad de trabajar en su país, en su ciudad.

Y ese es otro debate que se aleja del contenido del post. Pero…. ¿No estaremos haciendo algo bien cuando esos licenciados son recibidos con los brazos abiertos en todo el mundo por su alto nivel? ¿Somos tan buenos y reconocidos generando titulados superiores, ingenieros y médicos? Vaya. Pues desde fuera nos dicen que si (no confundamos con la labor posterior investigadora de las universidades que es la que se valora en tanto Ranking internacional donde no aparecemos en buenas posiciones).

Ahora resulta que un ingeniero recién licenciado en nuestra UPM, pongo por caso, es un diamante en bruto que otros se encargan de tallar. Pues si. Parece que algo sabemos hacer bien. En serio: ¿Deberíamos “explotar” esta capacidad y producir titulados para el resto del Mundo? ¿O debemos aprovechar nosotros mismos esa materia prima que tan bien sabemos construir, y tallarla para nuestro beneficio? ¿O ambas cosas a la vez?

Ojalá encontraran emplazamiento más cerca. Ojalá el motivo para darnos cuenta de las cosas que hacemos bien no fuera siempre el reconocimiento exterior. No es mas que un ejemplo.

Y llegados a este punto… ¿De verdad es tan importante las conclusiones de 90 miembros del COI sobre nosotros como para torcer un milímetro nuestras ganas para construir nuestro futuro? ¿Nuestros sueños? ¿nuestra posición en esta carrera de ciudades?

Come on ¡! Somos Madrid. Y como decían Los Refrescos, vale. Aquí no hay playa. Pero es lo único que no tenemos (y como sigamos a este ritmo de calentamiento global, es probable que eso también sea una cuestión de tiempo ;-)) .

Desde los primeros Madrileños del Paleolítico ni más ni menos (tirando de Wikipedia) en las terrazas del Manzanares, hasta los “descerebrados” (con todo el cariño, obviamente) de mis hijos, miles de generaciones hemos habitado estas tierras, hemos observado los perfiles de la Sierra de Guadarrama, y nos hemos sentido tan en casa, que inconscientemente hemos incorporado la coletilla “…de aquí, de Madrid” casi sin darnos cuenta. Como si a la pregunta sobre tu origen, fuera necesario responder con una doble afirmación.

Así que lo siento. Los juegos olímpicos hubieran estado bien. Seguro. Pero nuestras ambiciones están muy por encima de celebrar una competición imagedeportiva, por muy importante que esta sea. Así que no dejemos que desde fuera definan lo que queremos ser. Ni nos mortifiquemos con atributos que no nos corresponden. Nosotros si sabemos quiénes somos. Sabemos lo que queremos ser. Conocemos mejor que nadie nuestras fortalezas y nuestras debilidades.

El futuro, ya el presente, pasa por la excelencia tecnológica entre otras cosas. Tenemos que ser capaces de aprovechar sus posibilidades en un 100% en el ámbito municipal. Y lo tenemos mucho más cerca y accesibla de lo que nos creemos.

Y lo que es muy importante: necesitamos líderes, técnicos, que por encima de ideología política se pongan al timón, dejen la política de bajo nivel de lado de una vez por todas, eleven el concepto (y he dicho bien: ELEVEN) de pacto de estado a los ámbitos municipales hasta que lo conviertan en un oasis de colaboración, eficiencia. Ubiquemos SIEMPRE a los mejores al mando de nuestras ciudades. A los mejores políticos, a los mejores técnicos. Hasta asegurar el deseo íntimo y verdadero de construir en el tiempo un Madrid envidiable para todos. Incluidos los 90 miembros del COI ;-).

Hagamos que en el 2020 se mire de reojo a Madrid y se piense sobre la oportunidad que perdieron de haber celebrado unos JJOO en una ciudad tan próspera y VIVA.

So… What’s Next? MadridNext

Comments
  • Me ha gustado mucho el article Hector! me siento identificado en cierta manera.

Your comment has been posted.   Close
Thank you, your comment requires moderation so it may take a while to appear.   Close
Leave a Comment