Aprovechando el patrocinio de Microsoft este año del concurso Abredatos, me apetecía retomar el blog con un post sobre este asunto.

Hablar de Gobierno abierto, Gobierno 2.0 u Open Government desde una perspectiva tecnológica, corre el riesgo de dejar fuera del debate elementos muy importantes. Es más. Podríamos decir que los elementos relacionados con la voluntad política de aproximarse a lo que llamamos gobierno abierto, es mucho más importante que la tecnología que posteriormente habilite esa posibilidad.

Un gobierno abierto pretende en esencia establecer una nueva estrategia de relación entre los ciudadanos y el sector público en todas sus dimensiones.

DE hecho, el gobierno abierto es mucho más que blogs, wikis, redes sociales etc..

Tiene que ver con cómo el gobierno hace acopio de expertise y orquestar capacidades, o con como dirigir la inteligencia colectiva de la sociedad para combatir grandes problemas, o con tratar a ciudadanos como co-innovadores en vez de como consumidores pasivos, en temas tan básicos como la educación, sanidad, seguridad social etc..

Los Ejes clásicos sobre los que pivota  Gobierno 2.0 son:

Transparencia: publicación de información y datos actualizados y relevantes para proporcionar mayor responsabilidad, eficiencia y oportunidades económicas

Participación: Iniciativas públicas sometidas a consulta y debates públicos, ofreciendo a la ciudadanía herramientas para desarrollar un papel activo. Eso posibilitará una oportunidad temprana y efectiva para traer mayor y más diverso expertise en la toma de decisiones de los gobiernos.

Colaboración: Nuevos métodos de trabajo colaborativo para generar nuevas ideas para resolver problemas, impulsando la cooperación entre diferentes agencias gubernamentales, niveles de gobierno, Comunidades autónomas, etc ..  y con el ciudadano.

Un Gobierno abierto, en la práctica dota de mayor empowerment o empoderamiento a ciudadanos, empresas y administraciones:

· Ciudadanos – Mejor perspectiva, mayor acceso, compromiso más profundo con la democracia

· Empresas – Más receptivos, mas conectados, permite a los negocios construir lo que necesitan en lugar de esperar

· Gobierno eficiente– mayor colaboración, compartición de soluciones, armonización, reutilización, eficiencias

La tecnología subyacente a este empeño, ha de cumplir con todas las exigencias requeridas al sector TIC más profesional: seguridad, privacidad, escalabilidad, eficiencia, gestión etc .. y alejarse de la “trivialización” tecnológico que con razón o sin ella asociamos más al mundo del consumo.

Uno de los componentes más mencionados últimamente es lo que conocemos como openData o Reutilización de la Información del Sector Público (RISP), que no es más (ni menos) que poner la Información del Sector Público disponible en formatos estándar que faciliten su acceso y permitiendo su reutilización.

Consiste en el uso por parte de personas físicas o jurídicas, de información generada por organismos del sector público, con fines comerciales o no comerciales. Y es que es mucha la información con gran potencial la que las administraciones manejan y que podría ser reutilizable por aquellas industrias de contenidos digitales (información turística, geográfica, meteorológica, económica etc ..)

Sin embargo, no son pocas las complejidades y necesidades que se esconden de tal iniciativa. No en vano, los reutilizadores de datos se enfrentan a todo tipo de circunstancias, retos y necesidades:

· Debe hacerse una llamada al uso por parte del sector privado de estos datos para fines puramente comerciales, sin complejos. La creación de valor, riqueza y empleo es uno de los objetivos de esta iniciativa, además de la consabida mejora democrática derivada de una mayor transparencia. . La Administración debe facilitar al máximo la reutilización de sus datos, pero dejar la última milla a la iniciativa ciudadana/privada

· Resulta fundamental el liderazgo político para que esto realmente funcione y que no se quede simplemente en un esfuerzo tecnológico sin mayor repercusión ni transformación asociada. Reeducar al ciudadano en esta nueva realidad y posibilidad de interacción, es quizá el mayor de los retos

  • Comenzar a dar pasos por parte de las AAPP. No tener miedo a no disponer de “datos perfectos”. No compartirlos es una mayor imperfección. En algunos países (Francia) la reutilización llega a ser un DERECHO ciudadano
  • Imprescindible dar el mejor soporte posible a ese “reutilizador” que al final del día es un emprendedor cuyo éxito será el de todos
  • Entender en cada país lo que se puede y no se puede compartir. Un dato de carácter “no personal” en unos países, puede serlo en otros (p.e. sueldos)
  • Es fundamental la estandarización de formatos. Compartir información en un formato difícilmente procesable (p.e. imagen), es como no hacerlo a efectos de reutilización
  • Hacer las cosas bien, requeriría de una dotación presupuestaria adicional, difícil en estos momentos, pero empuja a la búsqueda de nuevas alternativas como el Cloud Computing, con Windows Azure en el caso de Microsoft y más concretamente a través de iniciativas como la Open Government Data Initiative accesible en www.govdata.eu
  • Parece importante la existencia de una Agencia que ayude a los emprendedores a mantener conversaciones con las administraciones depositarias de los datos de interés. Informar a las AAPP, animarles, ayudarles a entender esta iniciativa, porque la NO RESPUESTA al emprendedor necesitado de datos, puede ser letal en esta iniciativa.
  • Las Administraciones deberían prestar tanta atención a la creación de paginas WEBs, como a los conectores a sus datos. Es más, algunas opiniones más extremas apuntan a que sería mejor que la administración no hiciera una sola página WEB y dedicara ese esfuerzo a generar conectores de calidad a esos datos públicos.
  • Mientras algunas administraciones ni se plantean a fecha de hoy esta iniciativa, otras sin embargo lideran a nivel Europeo como es el caso del Catastro, con planes de licenciar aún más datos en acompañamiento y alineamiento con la Ley de Economía sostenible.
  • La compartición de datos se plantea como una iniciativa política pero con consecuencias puramente económicas. De hecho se estima que aquellos sectores con capacidad de sacar partido de este tipo de datos, representan entre un 20% y un 30% del mercado productivo de un país
  • Y algo muy importante: On Line NO significa Open Data. Poner on line un dato difícilmente procesable o con una licencia inexistente o poco práctica, no es openData.

Algunos expertos apuntan a resumir en 8 puntos los requerimientos que deberían exigirse al proveedor del dato para estos fines: Los datos han de ser completos; deben ser primarios; deben estar a tiempo; deben ser accesibles; deben ser procesables; deben ser no discriminatorios; deben ser no propietarios; y deben ser licenciados como libres.

En resumen, todos sabemos que los recortes presupuestarios, contención de gastos etc por si solos, sirven para ayudar los balances, pero no para generar empleos ni potenciar nuestro modelo productivo. Lo hacen sin embargo iniciativas en esta línea que faciliten la ejecución de las ideas de nuestros emprendedores, a quienes de verdad la Administración debe facilitarles la tarea en todos los ámbitos posibles y no solo facilitándoles, que también, la agilidad para crear una empresa.

cloudcomputingEl Cloud computing es realmente una opción muy seria a considerar por parte de aquellas administraciones con voluntad de explorar este campo de la reutilización. Especialmente desde las perspectivas de no tener que dotarse de una costosa infraestructura inicial, que pudiera dar al traste desde el minuto uno con el planteamiento de cualquier proyecto. El estricto pago por uso, la puesta en marcha inmediata de una capacidad de computación y proceso muy elevada, son dos factores que sin duda permiten no descartar en tiempos de crisis aventuras de estas características.

OGDI es Software, ejecutado sobre Azure y que permite que los Gobiernos publiquen datos con formatos reutilizables, que habilita a los Software Vendors a desarrollar nuevas aplicaciones y crear mayor economía local; que habilita a desarrolladores a utilizar sus conocimientos actuales y existentes y desarrollar sobre una plataforma de Cloud.

Open Government Data Initiative (OGDI), accesible en www.govdata.eu, está siendo ampliamente explotado y uttilizado por iniciativas OpenData de todo el mundo (Londres, Paris, Amsterdam, Miami, NewYotk, Vancouver etc..), accesible a desarrolladores de cualquier conocimiento (Java, .Net, PHP, Python etc ..), con licenciamientos Open Source que faciliten la reutilización,y en un entorno dinámico de computación masiva que bien merece la pena probar.