“El cloud”, “la nube”, son términos que se escuchan mucho en estos días, pero en ¿realidad qué es la nube?, es un término nuevo?

Una definición simple computación en la nube (cloud computing) no es más que la entrega de servicios de tecnologías de la información sobre una red, siendo el caso mas común, la Internet. En la entrega de estos servicios se involucran múltiples componentes tecnológicos, que van desde servidores, almacenamiento, conectividad y otros componentes necesarios para poder brindar el servicio deseado, dada la complejidad de estas estas infraestructuras, se escogió como símbolo una nube para representar los elementos que la componen.
Existen múltiples modelos de computación en la nube, basado en el público al cual estará orientado.

Nube Pública

En este modelo los servicios esta disponible para todo el público, todo el que desee contratarlo tiene a su disponibilidad el proceso para suscribirse, su forma de pago es regularmente basado en uso (pago en demanda).

Nube Privada

Este tipo de nubes suele ser dedicada para una empresa, utiliza el mismo modelo de entrega de servicios que las nubes publicas, incluso la posibilidad de ser alojada de manera interna o externa, sin embargo su objetivo es solo proveer capacidades tecnológicas a las empresa para la cual fue construida.

Nubes Hibridas 

Resulta de la combinación de los diferentes tipos de nubes, cada una manteniendo sus propias identidades. Este tipo de nubes le da la flexibilidad a sus usuarios de aprovechar las ventajas de cada modalidad de nubes que la integra.
Existen diferentes modelos de servicios, los cuales dependen de lo que se entrega, podemos citar algunos:

Infraestructura como servicio (Infrastructure as a Service – IaaS)

Este modelo ofrece equipamiento como servicio, tanto virtual como físico, con todos los recursos que la componen. Adicional a estos elementos se incluyen componentes adicionales como almacenamiento a nivel de archivos, balanceadores de carga, direcciones IP, entre otros componentes. 

Software como servicio (Software as a Service – SaaS)

En este modelo, el proveedor suple la solución ya configurada, lo cual puede ser una o mas aplicaciones. En este escenario el cliente solo recibe el servicio de TI y no tiene ninguna responsabilidad sobre la gestión de la plataforma y su mantenimiento.

Plataforma como servicio (Platform as a Service – PaaS)

Las plataformas como servicios regularmente proveen todos los elementos de necesarios para correr un entorno de aplicación, regularmente contiene sistema operativo, lenguajes de programación, bases de datos entre otros componentes.
Cada día se crean mas modelos de servicios que van orientados a nuevas formas de entregar componentes de Tecnologías de la Información de una manera innovadora bajo las ventajas de la nube.
Otros modelos que podemos mencionar serian:
  • Bases de Datos como servicio (Database as a Service – DBaaS
  • Almacenamiento como servicio (Storage as a Service – StaaS)
  • Seguridad como servicio (Security as a Service – SECaaS)

Luego de ver todas estas definiciones y conceptos nos damos cuenta de que este no es un modelo nuevo, sino que ha sido reinventado, pues desde hace mucho tiempo las organizaciones utilizan nubes privadas en sus grandes servidores (mainframes) a su vez que el uso masivo de internet introdujo el concepto de Software as a Service con el uso de los servicios en la red Ej. Hotmail. Cabe destacar que con la reinvención de este modelo, aprovechando las capacidades que hoy brinda el hardware y las economías de escala que alrededor los grandes centros de datos que poseen las empresas ligadas a este negocio, la computación en la nube trae la posibilidad de que las empresas optimicen sus gastos en tecnología, moviendo sus servicios de TI a la nube, permitiéndoles esto, enfocarse en su negocio mientras los proveedores se enfocan en mantener sus servicios de TI.
Este modelo ofrece muchas ventajas, ya que en muchos de los escenarios resulta mas costo efectivo adquirir el servicio brindado en la nube, que ensamblar toda una plataforma tecnológica y mantenerla funcionando dentro de la empresa para abastecer este mismo servicio, claro está, no en todos los escenarios esto resulta costo efectivo, sin embargo es muy simple determinar la factibilidad económica calculando los costos de adquisición y mantenimiento prorrateado al tiempo de depreciación de los elementos necesarios para brindar un servicio vs el costo de configuración y rentas del mismo servicio  en la nube por el mismo periodo antes mencionado.
Quiero citar un ejemplo interesante, el de la empresa productora de cine animado Dreamworks, la cual, para la producción del filme Kung Fu Panda 2 necesitó una alianza con la empresa Hewlett Packard para el ensamblaje de toda la infraestructura de renderizacion (convertir las animaciones en el producto final), para ello se requirió mas de 200 estaciones de trabajo de alto desempeño trabajando al mismo tiempo, adicional a una infraestructura de servidores y almacenamiento de alta capacidad. Poco después, la empresa firmó un contrato con la compañía Cerelink,  proveedor de computación en la nube, para aprovechar la elasticidad de esta, para este tipo de proceso, logrando reducir los costos. Esta alianza surge fruto de la comparación de los procesos de renderizacion de las películas Shrek Forever After y How to Train Your Dragon las cuales fueron renderizadas en la nube, en comparación con Kung Fu Panda 2, que fue renderizada en una infraestructura adquirida para tales fines.
Aparte de los beneficios en la parte relacionada con los costos, la nube brinda otros beneficios como la movilidad, la fácil recuperación y la elasticidad. Sin embargo no todo es color de rosa en esta historia, ya que existen preocupaciones orientadas a la seguridad, privacidad, cumplimiento y aspectos legales que complican la adopción de los servicios en la nube. En mi próxima entrega estaremos hablando de estos aspectos y otros más, relacionados con la seguridad en la computación en la nube y que podemos hacer para reducir sus riesgos.