Artículo original publicado el lunes 6 de febrero de 2012

Información general

Esta serie de blog de dos partes describe algunas de las opciones de recuperación disponibles para los administradores en caso de que se eliminen accidentalmente del entorno una o más carpetas públicas. La primera parte explica las opciones mientras que la segunda parte describe los aspectos arquitectónicos de las carpetas públicas que controlan las opciones.

Introducción

En versiones anteriores de Exchange, la recuperación de buzones de correo y de bases de datos de buzones de correo era un proceso largo y complicado que implicaba copias de seguridad, servidores de recuperación y cambios en Active Directory. Las versiones sucesivas del producto han ido introduciendo cada vez más funcionalidad en torno a la recuperación (bases de datos/grupos de almacenamiento de recuperación, replicación de bases de datos, etc.) y ahora nos encontramos en un punto en el que restaurar un buzón de correo es una operación aparentemente trivial, y apenas se oye hablar de restaurar un buzón de correo. Sin embargo, los buzones de correo no son solamente los datos almacenados en servidores Buzón de correo en Exchange Server 2010 y el procedimiento para restaurar carpetas públicas y bases de datos de carpetas públicas difiere mucho del procedimiento para buzones de correo.

Revisión de las opciones de recuperación

Las dos primeras opciones de recuperación se detallan en TechNet o en alguna otra parte del sitio del blog del equipo de Exchange, por lo que simplemente las enumeraré aquí y pasaré al propósito real de este blog.  Las opciones de recuperación para carpetas públicas y bases de datos de carpetas públicas en Exchange Server 2010 son las siguientes, desde la más sencilla a la más compleja:

  1. Recuperar carpetas eliminadas a través de Outlook (detallado en http://technet.microsoft.com/en-us/magazine/dd553036.aspx).

    Nota: Exchange Server 2010 Service Pack 2 corrige un problema por el que los usuarios no pueden usar Outlook para recuperar carpetas públicas eliminadas. Esta es otra razón para actualizar los sistemas de Exchange Server 2010 a SP2 a la mínima oportunidad.

  2. Recuperar carpetas eliminadas a través de ExFolders (http://blogs.technet.com/b/exchange/archive/2009/12/04/3408943.aspx).
  3. Recuperar carpetas a través de la restauración de bases de datos de carpetas públicas.

La primera opción es la más sencilla y obvia: si un usuario final elimina accidentalmente una carpeta, debería poder cancelar la eliminación de esa carpeta mediante Outlook. En caso de que esto no funcionara, un administrador debería poder usar ExFolders para recuperar dicha carpeta. ¿Pero qué ocurre si estas opciones no funcionan en su situación? ¿Qué pasa si un usuario final no se dio cuenta de que elimin�� la carpeta y pasa un mes? O ¿qué sucede si su organización ha cambiado la configuración de retención para carpetas públicas eliminadas y ha eliminado esencialmente la recuperación del elemento eliminado?  ¿Cómo recupera carpetas públicas en ese caso?

Opciones de recuperación

En el núcleo de la recuperación de carpetas públicas, hay una verdad dolorosa: no puede eliminar una carpeta pública de la organización y recuperarla simplemente restaurando una versión anterior de una base de datos de carpetas públicas. Si restaura una base de datos de carpetas públicas a partir de la copia de seguridad y la vuelve a colocar en producción, verá las carpetas públicas solo hasta que el servidor reciba mensajes de replicación. Puesto que la jerarquía de carpetas públicas (la lista de todas las carpetas del entorno) ya no incluye las carpetas que se eliminaron, el servidor de destino tiene copias de carpetas que, desde el punto de vista de Exchange, no existen. Tan pronto como esa base de datos de carpetas públicas reciba una actualización de jerarquía, verá que esas carpetas públicas no están presentes en la jerarquía y el almacén volverá a eliminar la carpeta pública. Por lo tanto, dada esta limitación, ¿cómo se recupera esa carpeta pública?

Tenga en cuenta los puntos siguientes:

  • Si no replica cada carpeta en cada base de datos, debería eliminar todas las bases de datos actuales y, a continuación, recuperar a partir de la copia de seguridad cualquier base de datos que tenga contenido único.  Esto solo funciona si tiene copias de seguridad recientes, por supuesto, y también requerirá que exporte cualquier contenido generado desde la creación de la copia de seguridad, ya que eliminará todas las bases de datos existentes. La eliminación es necesaria porque si un almacén de carpetas públicas restaurado recibe replicación de jerarquía de uno de los almacenes de carpetas públicas existentes, todo la tarea no habrá servido para nada.
  • Si replica todas las carpetas en todos los almacenes del entorno, puede eliminar todos los almacenes y restaurar una base de datos, y replicar después el contenido de esta base de datos en los demás servidores. De nuevo, esto depende de todas las bases de datos que tienen contenido duplicado, y debe eliminar todas las bases de datos existentes antes de restaurar la base de datos a partir de la copia de seguridad.
  • Puede restaurar una copia de seguridad de la base de datos de carpetas públicas en un entorno aislado de Exchange, conectar la base de datos de carpetas públicas a Outlook, exportar todo el contenido a una serie de PST, crear nuevas carpetas en el entorno de producción con los mismos nombres que las carpetas eliminadas y, a continuación, importar todo el contenido. Esto es obviamente un proceso de alguna manera manual y la mayoría de administradores no querrán hacerlo.

Procedimiento de recuperación recomendado

Afortunadamente, hay un proceso mucho más sencillo que se puede realizar en contexto y con un mínimo de alboroto.

  1. Seleccione uno de los servidores de carpetas públicas existentes en el entorno. [El uso de un servidor existente simplifica un poco el proceso]. Aislará este sistema de sus asociados de replicación, de manera que debe elegir un sistema que no sirva como el origen de mucho contenido que tenga que replicarse.
  2. Mediante el Editor del Registro, establezca el valor de la clave del Registro de replicación (HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Services\MSExchangeIS\<nombredeservidor>\Public- <GUID de almacén público>) en 0 (cero).

    Nota: puede que tenga que crear esta clave DWORD si no existe ya. Hay más información disponible sobre la clave del Registro de replicación en el artículo “La replicación no ocurre para un servidor de Exchange en la organización” (http://support.microsoft.com/kb/812294). Esta clave de registro también se aplica a Exchange Server 2007 y 2010.

  3. Restaure la base de datos de carpetas públicas en contexto mediante el procedimiento de restauración normal.
  4. Mediante el cliente de Outlook, inicie sesión en un buzón de correo que usa la base de datos de carpetas públicas como almacén de carpetas públicas predeterminado (esto es necesario para ver las carpetas restauradas). Si no tiene una base de datos de buzones de correo que usa esa base de datos de carpetas públicas predeterminadas como predeterminada, cree una nueva base de datos de buzones de correo (recomendado) o cambie una base de datos de buzones de correo para usar la base de datos de carpetas públicas recién restaurada.
  5. Si es necesario, haga clic en el icono Carpetas en la parte inferior izquierda de la pantalla Navegación y, a continuación, expanda el nodo de carpetas públicas.
  6. Copie cada una de las carpetas que desee restaurar en otra ubicación dentro de la jerarquía de carpetas públicas. Si va a restaurar una jerarquía entera, puede simplemente usar Ctrl-clic y arrastrar la carpeta raíz para crear nuevas copias de todas las subcarpetas. Aunque las nuevas carpetas tendrán nombres similares a las originales, los Id. de carpeta subyacentes (FID) son diferentes.
  7. Una vez haya creado copias de todas las carpetas, compruebe que las listas de réplica incluyen todos los destinos deseados (y haga la reconfiguración apropiada).
  8. En este punto, resulta seguro volver a introducir ese servidor en el entorno de producción. Para ello, desmonte la base de datos de carpetas públicas, elimine la clave del Registro de replicación (o establézcala en 1) y vuelva a montar la base de datos.
  9. Tan pronto como se replique la jerarquía en el servidor, las carpetas originales volverán a desaparecer pero las copias de las carpetas se replicarán en todos los asociados de replicación.

Es posible que tenga que volver a agregar carpetas públicas habilitadas para correo electrónico en grupos de distribución, ya que probablemente sus direcciones SMTP serán distintas de las de las carpetas originales. Los usuarios finales también deberán volver a crear los favoritos de carpetas públicas en Outlook.

Resumen

La recuperación de la eliminación accidental de carpetas públicas puede ser difícil, especialmente si no se tiene en cuenta la replicación de la jerarquía. Mediante la restauración en un entorno aislado y, a continuación, la clonación de las carpetas que se van a restaurar, puede resolver esta limitación y restaurar el contenido que falta. En la siguiente entrada de blog, explicaré la arquitectura subyacente subyacente de las carpetas públicas (incluida la replicación, el cambio de números y la tabla de estado de la replicación) para mostrar por qué son tan necesarios estos pasos.

John Rodriguez
Ingeniero de campo principal
Soporte técnico de Microsoft Premier

Esta entrada de blog es una traducción. Puede encontrar el artículo original en Recovering Public Folders After Accidental Deletion (Part 1: Recovery Process)