Windows Azure es una plataforma dinámica, de forma constante se introducen novedades que incluyen nuevos servicios o mejoran las funcionalidades ya existentes hasta la fecha. Hoy me gustaría comentaros un cambio reciente en la parte de almacenamiento para máquinas virtuales; dicha actualización va enfocada directamente a reducir vuestros costes.

Hasta la fecha del anuncio, cada vez que creabas una máquina virtual el disco duro .vhd se guardaba en una cuenta de almacenamiento asociada a tu suscripción. Para Windows Azure Storage, los ficheros .vhd que contenían el sistema operativo u otros de datos conectados a la máquina virtual, eran páginas blob alojadas en él. El servicio de almacenamiento no soporta ficheros .vhd dinámicos por lo que en muchos casos la pregunta que venía a la cabeza era:

¿Qué sucede si creo un disco de 500 Gb para almacenar información que necesita mi aplicación pero en realidad, en el día a día, únicamente consumo una pequeña parte de él?

Uno se podría pensar que el coste de alojar ese disco estuviera directamente asociado al tamaño que tiene; sin embargo, no es cierto. Windows Azure Storage soporta archivos dispersos  por lo que si únicamente estábamos usando 50GB de los 500GB, nuestra factura reflejaría el coste de esos 50GB. Algo bastante razonable y que encaja en uno de los principios del cloud computing, pagar únicamente por lo que se consume. El problema surge con el funcionamiento interno de los discos duros habituales y por lo tanto, de los ficheros vhd. Si en algún momento la información que habíamos almacenado la borráramos porque ya no es necesaria, esto no implica que esa información desapareciera, únicamente dejaría de ser accesible desde el sistema de ficheros. Por lo tanto, aunque nuestros datos según el sistema operativo sólo ocuparan un porcentaje de los 50GB iniciales, en realidad seguirían ocupando el 100% en nuestra cuenta de almacenamiento.

Aquí es donde el equipo de Windows Azure ha solucionado este problema incluyendo un soporte similar al comando TRIM disponible en discos SSD que permite indicar qué bloques ya no son válidos y por lo tanto pueden ser eliminados. Mark Russinovich, Technical Fellow de Microsoft participó en el programa de “Tuesdays with Corey – In the bowels of Azure” explicando con más detalle el funcionamiento de esta nueva característica. A continuación tenéis disponible el vídeo para que conozcáis todos los detalles:

 

 

Lo mejor de todo, es que no es necesario realizar nada por vuestra parte ya que los sistemas operativos que lo soporten harán uso de ello directamente Sonrisa

Un saludo!

José Ángel Fernández (@jangelfdez)

IT Pro Evangelist